Catmoji: porque los gatos tienen derecho a su propia red

Catmoji es una red social exclusiva para gatos.

No hay más que darse una vuelta por Facebook, Twitter, Pinterest, YouTube, Menéame, Digg o, simplemente, por las imágenes de Google, para descubrir que los gatos tienen su propio e inmenso club de fans en todo el mundo. Y ahora, además, su propia red social: Catmoji.

Millones de usuarios de los cinco continentes suben a diario fotos, vídeos, dibujos y comentarios sobre sus compañeros felinos. Incluso, algunos tienen abierto su propio perfil en redes sociales como Facebook o Twitter, y YouTube tiene canales dedicados expresamente a ellos, tanto con vídeos de mininos (véase el hit del “gato casi ninja”), como con vídeos para entretener o divertir a los gatos (véase en YouTube el canal “Videos for cats”). Por esta razón ha nacido Catmoji, de la mano de dos informáticos malayos, como un sitio exclusivo para imágenes y vídeos gatunos.

De momento, aunque cualquier usuario que se acerque a la web puede disfrutar de la permanente visión de los “misos” en las posturas, tamaño y dimensiones a lo ancho más variadas, no podrán darse de alta en la misma salvo que reciban una invitación. Sin embargo, una vez que consigas entrar a tan selecto club, te encontrarás con un sistema de funcionamiento muy similar al de Pinterest, donde también vas a poder escoger el “catavatar” que mejor refleje la personalidad de ese bicho peludo que te quita el sitio en el sofá.

Catmuji se suma así a la tendencia de los usuarios, a los que les encanta subir fotografías a Internet y hablar hasta agotar la saliva (o las yemas de los dedos) de sus mascotas. Y dado que todo el mundo no entiende esta lógica y necesaria afición (semejante a la de las madres que hablan de sus bebés o a las abuelas que empiezan una frase diciendo “Pues en mis tiempos...”), contar con un espacio en Internet donde los afortunados esclav... (perdón) dueños de estos encantadores animalitos, se entiendan entre ellos. Hay que decir que en el escaso tiempo que lleva abierta, desde el pasado 24 de diciembre, el sitio ya se ha convertido en un verdadero punto de encuentro para “lindos gatitos”.