Cementerio de Valencia retransmitirá entierros por Internet

Cementerio de Valencia retransmitirá entierros por Internet.

Los fallecimientos son casi siempre, por su propia naturaleza, repentinos. Por desgracia, en ocasiones ocurre que no puedes asistir al entierro de un conocido, bien porque no tienes permiso del trabajo, o porque estás enfermo y no puedes viajar.

Es una situación dolorosa, tanto para los familiares directos del difunto como para las personas que no pueden asistir.

El Ayuntamiento de Valencia ha puesto en marcha la iniciativa Despedida Online. A partir del 17 de noviembre, los cementerios de Valencia ofrecerán la posibilidad de retransmitir por Internet, en directo y en streaming, las ceremonias de entierro y el velatorio.

Para ello se van a instalar dos cámaras fijas en dos salas, en el Tanatorio Municipal y el Crematorio Municipal.

¿Qué ocurre con tus redes sociales cuando mueres?

Logicamente, las grabaciones sólo se llevarán a cabo si los familiares dan su permiso. Obtendrán una dirección URL con el vídeo en streaming y una clave que podrán entregar a familiares y amigos para acceder al velatorio o la ceremonia de cremación.

También será posible firmar en un Libro de Pésame Virtual.

Borrar el rastro de un difunto

Las redes sociales han añadido nuevas dificultades al ya doloroso trámite de pasar a mejor vida. ¿Qué hacer con las cuentas en las redes sociales de una persona fallecida?

Según afirma el perito ingeniero informático Javier Rubio en su página web, los herederos pueden enviar un burofax a las redes sociales identificando al difunto y adjuntando el parte de defunción, para que borren sus cuentas, e incluso su rastro. No obstante, según informa el propio Rubio, "la situación se complica en caso de que el difunto tuviese actividad anónima bajo un seudónimo (nickname) en foros de la red o actividades empresariales". En esos casos es necesaria la ayuda de un perito informático, que realizará los borrados manualmente.

BookCrossing en el cementerio

La retransmisión de los entierros por Internet no es la única iniciativa del Ayuntamiento de Valencia. En los propios cementerios se van a habilitar zonas de BookCrossing, para que cualquier persona pueda dejar abandonado un libro y que otro lo recoja, a cambio de que deje otro en su lugar. 

La idea es que el cementerio no sea sólo un lugar de tristeza y recuerdo, sino también de paz y refugio de lectura.

[Fuente: El Mundo]