¿Cerrarán las webs de descaga directa de series y pelis?

¿Cerrarán las webs de descaga directa de series y pelis?

¿Cerrarán las webs de descaga directa de series y pelis? Esta es la pregunta que nos hacemos esta semana. En concreto: ¿Será capaz la nueva ley de protección de la propiedad intelectual de acabar con ellas? ¿O será otro intento fallido?

Esta es la opinión de algunos de nuestros redactores, pero nos interesa la tuya. Ya sabes que las mejores respuestas saldrán publicadas en el próximo número de nuestra revista.

Desde que el Consejo de Ministros anunciara la Reforma de la Ley de Propiedad Intelectual han sido muchas la voces que se han manifestado a favor o en contra. En mi caso, creo que cada punto debe tratarse por separado, y no debemos mezclar las cuestiones relativas a la tasa para los agregadores de contenido de internet, con la persecución a las webs con enlaces a contenido ilegal.

Analizando este último punto, que es el motivo de debate más candente, creo que supone todo un acierto en el contenido pero no en el continente. Debemos de luchar entre todos para erradicar estas webs que se lucran con contenido ilícito, eso parece evidente, pero quizá la propuesta del Gobierno no sea la más acertada.

No es la primera ley que se aprueba al respecto, ni será la última, pero su eficacia deja mucho que desear. Tanto por la posible implicación de anunciantes como empresas de pago electrónico en el proceso judicial como por la falta de recursos y las numerosas lagunas legales que existe en el anteproyecto de Ley. 

Cabe recordar que hasta ahora, en sus dos años de vida, la anterior ley de lucha contra la piratería ha conseguido la retirada de unos 150 contenidos.

Es muy probable que haya cambios, de hecho ya hemos experimentado los primeros, con el bloqueo de SeriesYonkis a la totalidad de sus enlaces, pero bajo mi punto de vista, es un proceso que se extenderá en el tiempo, pues no es tarea sencilla y no todos los flecos están cerrados.

Y es que según reza el dicho, hecha la ley hecha la trampa. Así las cosas, se muchas webs de enlaces ilegales cerrarán, pero buscarán y conseguirán nuevas fórmulas para eludir la nueva ley. Siguiendo el ejemplo expuesto anteriormente, ya hemos visto un como nacía una web idéntica a SeriesYonkis bajo un nuevo dominio con la terminación .sx. Este dominio es originario de la isla caribeña de San Martín, perteneciente a Holanda; país en el que la ley no persigue la piratería de la misma manera que en el nuestro.

Como ya he dicho, es un proceso lento, pero quizá este sea el comienzo de un cambio de tendencia en España, donde las plataformas para ver series y películas online legalmente se impongan a todas aquellas fuentes de contenido ilegal. El tiempo lo dirá.

Carlos Gombau

Tema polémico donde los haya. La copia o piratería -robo o destrucción de los bienes de alguien- de obras de autor existe desde que hay autores como tal. Y no hablamos de los últimos años, decenios, ni siglos. Además, hasta hace no tanto tiempo, hacer un seguimiento como tal de esta actividad -más si cabe si se trataba de una copia privada- era harto complicado: gestionar los derechos de autor no era tarea fácil.

A día de hoy las cosas han cambiado y con Internet parece que todo es más sencillo, para bien y para mal. Ahora es más fácil medir el índice de copia ilegal de una obra concreta, sí, pero también acceder a este tipo de contenidos, al alcance de cualquiera que tenga un dispositivo conectado a la Red. Además, la piratería en nuestro país se ha popularizado hasta tal punto que no se percibe como delito, pese a que se trate de una actividad tipificada en el código penal.

Y nos pese o no, con la nueva Ley de Propiedad Intelectual no creo que vayan a cambiar mucho las cosas. Cierto es que, posiblemente, se reduzca el tráfico ilegal de contenidos a través de determinadas páginas. Pero hay que ser realistas: poner puertas al campo es imposible y controlar todo lo que ocurre en Internet, como Red de redes, es realmente caro, laborioso y complicado de llevar a cabo, por no decir imposible.

Tomás González

Es evidente que las webs de descargas lo tendrán más difícil con la nueva Ley, que pena no sólo el alojamiento de contenido sino de enlaces al mismo. Pero de ahí a que desaparezcan de un día para otro estas páginas, lo veo imposible.

Existe una demanda de esos contenidos, eso es indiscutible, y también existen quienes quieren proporcionarlos. Así que cambiarán los lugares, los nombres, las condiciones, los vericuetos legales... pero allí seguirán, ofreciendo la misma mercancía.

Alberto Martín

Como la cuestión aquí no es explicar en qué consisten este tipo de webs, me lo voy a ahorrar. Creo que todos somos ya mayorcitos, y sabemos que mucha gente en nuestro país acude a ellas para descargar contenidos de todo tipo, aunque existan alternativas completamente legales -faltan más y mejores, todo hay que decirlo-.

Lo que sí me queda medianamente claro es que esta ley no es la ley que acabará con las descargas de contenidos protegidos por derechos de autor en España. Ni esta ley ni ninguna.

Si algo he aprendido desde que apareció por mi casa el primero de aquellos routers que emitía esos pitiditos tan raros es que en Internet el pueblo va por delante del legislador, y al pueblo le gusta lo gratis.

Podemos estar más o menos de acuerdo, pero es así. Hasta que no cambie la mentalidad de la gente, no habrá ley que consiga parar la descarga de contenidos protegidos por derechos de autor, ni organismo capaz de asegurar que se cumpla.

De la 'tasa Google' no hablo, que me da la risa.

Miguel Martínez

Las webs de descargas son como las cabezas de una Hydra: puedes eliminar una, pero al instante surgirán dos nuevas.

Por muchos intentos que se hagan desde el gobierno por ilegalizar las webs con enlaces a descargas ilegales, siempre existirán maniobras que aprovecharán estos servicios para crear dominios en otros países, o lanzar webs espejo completamente ajenas a la web de descargas original.

Todo esto por no hablar de programas P2P o Torrents...