Las claves de la salida a Bolsa de Twitter

Twitter se estrena en la Bolsa de Nueva York, en Wall Street

Hoy es el gran día. La enorme pancarta desplegada en la fachada de la Bolsa de Nueva York con el pajarito de Twitter, Larry, así lo atestigüa. 

Twitter, el gigante de Internet, la red social de comunicación más usada, ya cotiza en el parqué neoyorkino. Es la primera de las muchas peculiaridades de la operación, pues lo más natural hubiese sido que cotizase en el Nasdaq, la Bolsa tecnológica.

Pero no ha sido así. Twitter sale a Bolsa con más de 141 millones de acciones, a las que se han unido 333 millones de acciones preferentes, sumando un total de 474 millones de acciones.

No obstante, entre los fundadores y directivos se quedan con el 54% de las acciones, y luego están las compras preferentes, así que se estima que al final se moverán por el parqué unos 70 millones de acciones a un precio de entre 23 y 25 dólares la acción.

Twitter, ya en la Bolsa

La gran pregunta es: ¿Captará Twitter el interés de los grandes inversores? Porque nadie duda que es la red social más popular y mejor considerada del mundo, pero también es una empresa con pérdidas permanentes.

No hay que olvidar que es un servicio gratuito, y hasta ahora no ha sabido monetizar suficientemente sus ingresos por publicidad.

¿Cómo puede captar inversores una empresa en pérdidas? Porque Twitter no es una empresa normal.

A su favor tiene numerosas bazas. Posee más de 200 millones de usuarios, y se envian más de 500 millones de tweets al día. Es utilizada por todos los estratos sociales y económicos, desde el ciudadano de a pie a políticos, periodistas, economistas, intelectuales y personajes famosos.

Es el medio de comunicación más popular e inmediato que hay actualmente. Las primeras declaraciones de Barack Obama tras ser reelegido presidente fue el mensaje de Twitter: "Cuatro años más", que inmediatamente se convirtió en el tweet más reenviado de la historia.

Cada vez se utiliza más desde el móvil, que es donde mayores ingresos por publicidad se obtienen en estos momentos.

Y no hay que olvidar que es un producto singular: no existe una red social similar en el mundo, y cualquier otra que intente copiarla tardará tiempo en situarse a su nivel, si lo consigue.

En su contra, que aún tiene que demostrar que puede ser rentable (aunque se estima que recaudará 1200 millones de dólares en publicidad el próximo año), y que la mayoría de sus usuarios están en el extranjero (es decir, fuera de USA) y eso no gusta a los inversores.

No es xenofobia, es negocio: Twitter gana 2,5 dólares por cada mil visitas al Timeline de un usuario americano, y sólo 0,36 dólares si es un usuario de otro país.

¿Sabias que hace una semanas confundieron a la empresa Tweeter con Twitter y sus acciones subieron un 1800%?

Para el usuario raso de Twitter, el que se conforma con llegar a fin de mes y ni se plantea comprar acciones, ¿en que afecta todo esto? Fácil: pronto verás más publicidad en Twitter. Así funcionan las cosas, amigo...

Fuentes: @AnthonyQuintano, Invertia, Finanzas.com