Cómo reclamar la indemnización por retraso de vuelo en 5 min

AirHelp

A lo largo de nuestra vida adulta son múltiples las ocasiones en las que, ya sea por falta de tiempo, pereza o simplemente por desconocimiento, no hacemos uso de nuestro derechos como usuarios de un bien o servicio. Un caso muy recurrente es el del transporte aéreo, en el que los retrasos, cancelaciones o casos de sobreventa de billetes –más conocido como overbooking­–, son más habituales de lo que podríamos desear.

¿Sabías que si tu vuelo se retrasa más de tres horas, puedes reclamar una indemnización de entre 250 y 600 euros? ¿Y qué el periodo de reclamación se extiende hasta los 3 años? Obviamente, como ocurre con compañías de telefonía, éste no es un proceso sencillo, todo lo contrario.

Las dificultades de contacto, la excesiva burocracia, la falta de información y las constantes evasivas, son algunas de las armas habituales para conseguir que el cliente de marcha atrás en su intento de conseguir una indemnización o que, simplemente, ni tan siquiera lo intente.

El desconocimiento y el denso entramado que forman las compañías hacen que de los más de 26 millones de pasajeros que cada año tiene derecho a relamar sus derechos, tan sólo un 2% de ellos hagan uso de los mismos. Lo que traducido a euros supone casi 11 millones en fondos no reclamados. 

Para hacer todo es proceso más sencillo nació –hace poco más de un año– AirHelp. Una joven startup con sede en Londres fundada por cinco emprendedores  que atrapados en un tortuoso retraso, y ante la incapacidad de conseguir información en los mostradores de su compañía, decidieron investigar la situación y hacer de ello su propio negocio.

Desde su fundación, AirHelp ha ayudado ya a más de 15.000 pasajeros, con un proceso de cinco pasos que no lleva más de cinco minutos y que puede hacerse desde la web o con la App gratuita para iOS y Android.

Sólo hay que introducir el tipo de incidencia (retraso, cancelación o overbooking), la ruta, el número de escalas, el número de vuelo y fecha del trayecto y, por último, los datos del pasajero y motivo facilitado por la compañía para justificar la incidencia. Con estos datos AirHelp se encargará del proceso de reclamación por nosotros, así de sencillo.

En caso de que la reclamación sea satisfactoria AirHelp se embolsa un 25% de cantidad satisfecha por la compañía, en caso de que la reclamación no haya surgido efecto no tendremos que pagar nada.

Es decir, es un proceso que, independientemente del resultado, no nos costará absolutamente nada. Así que, ya sabes, si has tenido algún problema con tus vuelos en los últimos tres años y no has reclamado, aún está a tiempo para ello.

Y ya que estás, comparte este artículo en las redes, que somos muchos los que hemos sufrido retrasos y cancelaciones, pero casi nadie reclama. ¡Hagamos algo!