Como reservar vacaciones por Internet y no acabar estafado

reservar vacaciones seguridad trucos

Gracias a Internet, planear y reservar unas vacaciones es más fácil que nunca. Los usuarios ya no dependen de las recomendaciones de familiares o de agencias de viajes, ahora es posible explorar nuevos lugares y reservar el alojamiento navegando por la red.

Pero esta mayor facilidad conlleva también un mayor riesgo, ya que son muchos los estafadores que buscan víctimas inocentes que reservan sus vacaciones en esta época del año, según un estudio de Kaspersky Lab.

Los expertos de la compañía han resumido algunos consejos para evitar estafas y proteger la seguridad online mientras estás planeando y reservando tus vacaciones de verano:

1. Reconoce las estafas: existen dos formas muy utilizadas por los ciberestafadores para hacerse con el dinero de los usuarios, así que es necesario ser precavido: los anuncios online que muestran imágenes de una propiedad falsa; el inquilino paga una fianza de seguridad por adelantado y el estafador desaparece del mundo virtual.

Pero igualmente graves son los anuncios que muestran imágenes y detalles de propiedades que en realidad ya están reservadas; los inquilinos las reservan pensando que siguen disponibles y luego cuando realmente llegan a su destino, se les cambia a otro sitio mucho menos ideal.

2. Verifica la reputación de la Web: Muchas veces, al reservar tu alquiler de vacaciones lo haces a través de un sitio web sobre el que nunca habías oído hablar antes. Páginas como Airbnb, HomeAway y VRBO podrían ser nuevas para ti, pero se están convirtiendo en estándares de la industria y están bien vigiladas por las personas que las dirigen y que se esfuerzan por proteger a los usuarios. Echa un vistazo a este ejemplo.

Otras páginas pueden no encontrarse en esta situación. Nunca te fíes de una entidad desconocida. Puedes comprobar la reputación de una página web – y la legitimidad de listados específicos – analizando los comentarios de los usuarios. Esas mismas páginas también deben tener información de contacto y si no conoces una página o tienes preguntas sobre la legitimidad de una agencia, llámalos.

Mantener una conversación real con ellos te mostrará su fiabilidad. Más allá de eso, para comprobar la reputación online de una web, puedes utilizar la herramienta de reputación de Google, que analiza las amenazas de ciberseguridad conocidas en las páginas. Puedes acceder a ella tecleando: http://google.com/safebrowsing/diagnostic?site= seguido de la dirección de la página que quieres visitar. 

No dejes tu casa a lo loco cuando te vayas. Echa un ojo a estas cámaras de seguridad

3. Paga de forma segura: Nunca pagues con dinero en efectivo, transferencias bancarias o giros postales. Utiliza sólo tarjetas de crédito que permitan que el dinero se pueda recuperar en caso de fraude. Asegúrate siempre de que cuando estés haciendo un pago con tarjeta de crédito online se vea “https” en la URL de tu navegador – a pesar de la vulnerabilidad Heartbleed, esto sigue siendo la prueba más fiable de que tus pagos están protegidos. 

4. Evita pagar desde tus dispositivos móviles: A causa de las pantallas más pequeñas y las diferencias de visualización de los navegadores en los dispositivos móviles, muchas veces es difícil saber si estás usando una página segura cuando estás realizando pagos online. Sería ideal que reserves y pagues tus vacaciones desde tu ordenador o portátil.