Condenan a Google por difamación

google condenado por difamación en Australia

Los robots de Google son el gran secreto de su éxito: son capaces de buscar y relacionar en apenas uno segundos millones de páginas creando una lista de aquellos resultados más relevantes para el usuario. El buscador de Google es sin duda, la mejor herramienta de Internet, y nunca falla. O casi nunca.

En este caso habría que preguntárselo a Milorad Trkulja “Michael” un ciudadano de origen serbio que vive en Australia, el cual su imagen ha sido gravemente dañada en la red debido a los algoritmos de Google, ya que su foto aparecía vinculándolo al mundo criminal e incluso su fotografía aparecía con imágenes de Tony Mokbel, un famoso capo del narcotráfico. Éstas fotografías fueron difundidas en internet después de que Trkulja recibiera un disparo de bala cuando cenaba con su madre en un restaurante de la ciudad de Melbourne en 2004, en un ataque que no fue resuelto por la policía, pero que tampoco fue relacionado con el mundo del hampa.

Además, el motor de búsqueda llevaba a un portal ya desaparecido, Melbourne Crime que publicaba fotografías etiquetadas con su nombre, según el diario Sydney Morning Herald.

Al final, un tribunal de Australia ha condenado a Google a pagar unos 200.000 dólares australianos (163.500 euros) por un caso de difamación tras haber vinculado erróneamente a Michael con el mundo criminal. El juez Barry Beach del Tribunal Supremo de Victoria, dijo que la víctima, merecía "ser reivindicada” y consideró que los 200.000 dólares australianos son una suma razonable.

Michael emigró a Australia en la década de 1960, y ya en el año 2009 pidió a Google que sus imágenes fueran retiradas. Y a principios de este año, recibió unos 233.800 dólares (183.772 euros) tras demandar a Yahoo por un caso similar por difamación.