Las contraseñas pronto serán cosa del pasado

El futuro de las contraseñas en la seguridad en Internet

Tu perfil en Facebook, tu correo electrónico y hasta tu cuenta en el banco están protegidos con una contraseña. Teniendo en cuenta que el 43,8% de las contraseñas españolas son nombres o fechas, ¿realmente crees que tu información está protegida ante los amigos de lo ajeno?

Los expertos creen que no. Y por ello, las contraseñas están llamadas a convertirse en una cosa del pasado. Ni las contraseñas más seguras son suficientes para garantizar la protección de los datos cada vez más íntimos que se almacenan en la red, y ha llegado el momento de dar el salto a un nuevo nivel de seguridad.

Las contraseñas más utilizadas en Internet en 2015

Pero, ¿cuál es la alternativa que puede ofrecer mayor fiabilidad de cara a sustituir a las contraseñas? Todavía no existe un consenso al respecto, pero el abanico de opciones abarca desde los sistemas de lectura de huellas dactilares, presentes en muchos de los móviles que se lanzan al mercado últimamente, hasta sistemas tan complejos como el del escáner de iris.

Tal y como recogen en TechCrunch.com, lo que es evidente es que ha llegado el momento de relevar las contraseñas.

Es inaceptable que las grandes empresas sigan almacenando en sus bases de datos las contraseñas de los usuarios, ya que eso lo único a lo que lleva es a casos como el del robo de más de un billón de contraseñas por parte de un grupo de hackers rusos, el de las cuentas hackeadas de Amazon, PSN y Xbox o, incluso, el de vulnerabilidad de LastPass.

Las amenazas de seguridad para el 2016

De momento, las grandes empresas ya han comenzado a tomar conciencia del asunto, y cada vez es más frecuente que ofrezcan la posibilidad de encriptar los datos de los usuarios.

De hecho, la encriptación de los datos dificulta el acceso a la información hasta a las propias autoridades, lo que ha llevado a un polémico debate al respecto. Ya no es ningún secreto que la encriptación de los móviles preocupa al Gobierno.

Para aquellos que no lo conozcan, la encriptación de los datos blinda completamente la privacidad de un usuario, ya que le otorga la posibilidad de crear una contraseña que después es imprescindible para poder desencriptar los datos.

Esta contraseña, en principio, no puede conocerla ni la empresa que administra el servicio (es decir, si -por ejemplo- encriptas la información de tu iPhone, ni la propia Apple podría acceder al contenido de tus copias de seguridad).