Cuidado: selfies de adolescentes son vendidos a pederastas

Miley Cyrus muestra sus pechos en Internet

Parece una práctica habitual entre los adolescentes y, aparentemente, inofensiva.

Hacerse un selfie sugerente en el que se muestra un generoso escote, por ejemplo, y luego subirlo a las redes sociales como Instagram, Twitter o Facebook.

Internet Watch Foundation (IWF) alerta de la práctica de muchos criminales, que buscan fotos explícitas en las redes sociales para luego venderlas a redes de pederastia.

Una vez que la fotografía ha sido subida a una de estas plataformas de social media, puede ser guardada por los cibercriminales y compartida en la red, por mucho que se elimine de la red social.

¿Sabías que una joven ha sido arrestrada tras subir un selfie desnuda a Twitter?

Emma Hardy, de Safer Internet Day, realizaba las siguientes declaraciones:

"Las imágenes se recopilan en carpetas con títulos que explican el contenido y luego se suben a páginas web dirigidas a llamar la atención de los pedófilos. Lo que ahora estamos observando es que estas carpetas de imágenes están a la venta, lo que significa que se está sacando un provecho económico de ello."

En tan sólo dos días, la IWF descubrió más de 12.000 fotografías sexualmente explícitas que los jóvenes subían de ellos mismos a Internet. Más de 10.000 de ellas se subieron luego en sitios para pederastas.

"El gran problema reside en que los jóvenes no tienen conciencia de lo que implica subir estas imágenes a Internet ni lo que se puede hacer con ellas" dijo Emma Hardy.

James, un adolescente de 17 años, declaraba que encontró imágenes de un vídeo que envió a una ex-novia y que se publicaron online sin su consentimiento:

"Todo el mundo hace sexting, es bastante normal a mi edad" declaraba James "Alguien vio el vídeo que le envié a mi ex-novia e hizo una captura de pantalla y acabó en Internet. Me devastó por completo".

Famosos como Miley Cyrus o Rihanna suben a menudo fotografías explícitas de su pecho o trasero, como puede verse en la foto de portada. Esto hace que los jóvenes lo vean como algo normal y lo imiten sin pensar en las consecuencias que esto puede acarrear.

¿Qué pensáis? ¿Los jóvenes son realmente conscientes del uso que hacen de las redes sociales?