Ethereum, el nuevo Bitcoin que ha subido un 4000% en un año

Esta moneda es más rentable que el Bitcoin y su precio sube más rápido.

Muchas son las historias de gente que se hizo rica minando Bitcoins cuando su valor era bajo. Por eso hay quien anda buscando alguna criptomoneda alternativa aún más rentable, de esas cuyo precio aún es reducido pero sube rápidamente. Puede que sea el Ethereum la opción más factible.

Esta criptomoneda se revaloriza tan rápidamente que ya ha atraído el interés de compañías como MGT Capital, propiedad del magnate John McAfee. Con más de un 4000% de revalorización en lo que va de año, minar Ethereum ahora puede hacer rica gracias a Internet a muchísima gente.

El propio McAfee ya ha declarado que su compañía ha adquirido potentísimos equipos para minar Ethereum. Es la nueva criptomoneda objeto de deseo, ahora que la subida del precio del Bitcoin parece frenarse e incluso revertirse. La burbuja está a punto de explotar y los inversores más situados van a dar el salto a otra alternativa más rentable que el Bitcoin.

Pocas son las diferencias entre Ethereum y Bitcoin. Ambas pueden ser minadas por ordenadores que resuelvan complejos algoritmos, y ninguna de ellas está atada a una reserva federal o banco central. Sólo se rigen por la ley y la demanda y utilizan el Blockchain para añadir seguridad y privacidad a las transacciones.

Con estos PC Gaming puedes minar y minar durante meses

Evidentemente, a medida que aumenta la cotización de la criptomoneda, surgen preocupaciones y preguntas sin responder. Por ejemplo, se sabe que el Bitcoin ha sido utilizado para lavar dinero procedente de actividades delictivas. Sin ir más lejos es la divisa preferida del ransomware por ser difícil de rastrear.

La rentabilidad de minar Ethereum se puede ver influida por la cantidad de gente que se pase a esta moneda virtual. En unos días se ha reducido considerablemente, aunque cuando aumente la demanda su precio volverá a repuntar. Así funcionan las divisas que amenazan con cambiar el sistema monetario tal y como lo conocemos.

[Fuente: Bussiness Insider]