Facebook le amarga la Navidad con la foto de su hija muerta

Facebook le amarga la Navidad con la foto de su hija muerta en el Resumen del Año 2014.

Es lo que tienen los algoritmos informáticos, que no poseen alma, ni conciencia. Por eso pueden ser extremadamente crueles.

Eric Meyer es un diseñador de páginas web, así que sabe mejor que nadie que no se puede culpar a un algoritmo de crueldad. Por eso ha apuntado, con toda la razón, a Facebook y sus campañas destinadas a la gente feliz, que sin embargo ignoran a la gente que sufre.

En la pasada Nochebuena, Eric Meyer recibió el siguiente mensaje de Facebook. Se trata de la foto de su hija, rodeada de gente celebrando una fiesta con confeti, y el mensaje: ¡Eric, así fue tu año!:

Facebook Resumen del Año 2014

El problema es que la hija de Eric está muerta. Falleció este verano. Y en efecto, eso será lo único que recordará de este 2014. El rostro de su hija fallecida. Facebook le invita a que lo celebre entre confeti, globos al viento y gente bailando en una fiesta.

Eric Meyer es programador, y sabe como funciona ésto. Un algoritmo elige fotos a la azar de tu cuenta, quizá reconociendo un patrón de personas sonrientes, o porque ha recibido muchos "Me Gusta", y te invita en tono festivo a que crees tu Resumen del Año, un vídeo con las fotos y mensajes de tu cuenta.

El algoritmo no tiene la culpa porque no piensa, y obviamente Facebook nunca habría enviado este desafortunado montaje a propósito.

El problema es el target de Facebook, y su insensible campaña de promoción.

El Resumen del Año de Facebook está pensado para gente feliz. Asume que todo el mundo ha tenido un año maravilloso y está deseando recordarlo. No siempre es así. Mucha gente ha sufrido por la muerte de un familiar, lo han despedido del trabajo, se ha divorciado, o ha padecido un grave accidente y no quiere recordar cómo ha sido el año. Pero Facebook se olvida de esa gente, y da por hecho que todo el mundo ha disfrutado de un año memorable.

Más grave aún, no te da la opción de ignorar la campaña. Aunque no quieras usar el servicio Resumen del Año, Facebook se encargará de invitarte a que lo utilices con montajes como el que ha recibido Eric. Varias veces, con distintos fondos festivos. Y no son fáciles de cancelar.

Es una terrible y cruel consecuencia de lo ciegos que son a veces la publicidad y el marketing. Las campañas se diseñan para gente feliz, para gente guapa, delgada, perfecta, o con dinero, y se ignora al resto. Una decisión respetable. El problema surge cuando esas campañas intentan imponerse a todo el mundo.

No todo el mundo es feliz, Facebook. No todo el mundo quiere recordar cómo le ha ido en este 2014 que está a punto de terminar.

Para el próximo año, un buen propósito de enmienda sería preguntarlo educadamente, con una sencilla cuestión del tipo "¿Te interesa?", con un dibujo alegre si se quiere, pero aséptico e impersonal que no moleste a nadie, en lugar de con un fotomontaje de una niña fallecida, entre confeti y fiesta. ¿No crees, Facebook?

[Fuente: Eric Meyer]

Tutorial: Cómo desactivar los vídeos automáticos de Facebook