Facebook paga a quien localice fallos de seguridad en Oculus

facebook seguridad

No hay que ser un hacker de película, sólo tener algo de idea de progamación y seguridad para, con un poco de suerte, encontrar alguno de los bugs del software de Oculus Rift en Facebook. Y es que después de comprar la compañía por 2.000 millones de dólares en marzo, la red social acaba de incluirla en su plataforma de eliminación de bugs. ¿Qué significa esto? pues que cada persona que localice algún error de programación que ponga en peligro la seguridad de la página recibirá una recompensa económica y el agradecimiento de Facebook

Y no es algo que se pueda pasar por alto, sobre todo si tenemos los conocimientos para ello,  y teniendo en cuenta que el premio mínimo por localizar uno de estos errores es, mínimo, de 500 dólares. Y decimos mínimo porque aún no se ha establecido un techo: Facebook puede ser muy generoso con aquellos que los ayuden, y más en el tema de seguridad. 

Es que Facebook está muy interesado en seguridad desde que compró PrivateCore

Desde que la red social adquirió Oculus, todo su departamento de desarrollo ha estado trabajando como locos para homogeneizar plataformas. Y con las prisas, parece que algunos errores se les han pasado por alto. Según hemos podido saber, a pesar del complejo sofware y hardware de las gafas de realidad virtual, lo cierto es que la mayoría de errores están en los servicios de mensajería para desarrolladores. 

"Podríamos encontrar un montón de problemas con Oculus que no tuviesen que ver con el hardware" declaraba Neal Pole, uno de los responsables ingenieros de seguridad de Facebook. "Potencialmente, en el futuro, si la gente quiere explorar para encontrar fallos en el SDK o en el hardware, definitivamente nos interesa".

Y no solo a ellos: también a nosotros. Sobre todo si recordamos que el año pasado Facebook repartió un millón y medio de dólares en recompensas por localizar errores. Está feo decirlo, pero eso son un buen monton de fallos. Esperemos que este año la colaboración entre desarrolladores y usuarios consiga que el producto terminado sea un triunfo en el mercado internacional.