Flash tiene los días contados

El final de Flash

En los últimos años, Flash se ha convertido en una de las principales amenazas de seguridad para los usuarios. Por suerte, y según señalan los analistas, Flash habrá desaparecido para siempre de la web en menos de dos años.

Las cifras de uso del códec de vídeo de Flash no dejan dudas al respecto: en 2014, esta tecnología estaba presente en el 21% de las páginas de Internet; en 2015, solamente el 6% de las páginas web han confiado en el formato Flash para sus reproductores.

Los constantes agujeros de seguridad (en 2015, el malware en Flash aumentó un 317%), acompañados por la antigüedad de esta plataforma (sus orígenes se remontan a finales de los años noventa), han hecho que Flash tenga los días contados. Para el año 2018, este códec habrá pasado a la historia.

Adobe asume que ha llegado el final de Flash

Pero, ¿quiénes van a tomar ahora las riendas de los vídeos incrustados en la red? El códec H.264, seguido muy de cerca por WebM, parecen ser los dos candidatos más firmes a liderar la reproducción de vídeos (o imágenes animadas) en las páginas web.

El H.264 actualmente representa el 72% de los códecs de vídeo presentes en la red (seguido de cerca por el que está llamado a ser su sucesor, H.265 o HEVS, con un 6%), mientras que WebM, el códec que basa su funcionamiento en HTML5, actualmente ocupa el 12%. Este segundo códec es el que se ha ganado la confianza de navegadores como Chrome, Opera o Firefox, por lo que está previsto que su crecimiento se dispare en los próximos meses.

Java, Internet Explorer y Flash, las herramientas con más vulnerabilidades

De cara a los usuarios, la desaparición de Flash debería suponer una excelente noticia. Los nuevos formatos de vídeo en la web están mucho mejor optimizados, y además de requerir un menor rendimiento en los dispositivos, están mucho mejor protegidos frente a las amenazas de seguridad.

[Fuente: TheVerge.com]