Google, dispuesta a acabar con resultados de "porno venganza"

google revenge porn

El motor de búsqueda más popular del momento, Google, busca acabar con todos los resultados del porno venganza o también conocido como revenge porn. Para quien todavía desconozca de qué trata el revenge porn, son aquellas webs que recogen material sexual de personas que no han dado su consentimiento para su publicación.

Lamentablemente, cada vez nos encontramos con más inconscientes que envían sus imágenes desnud@s a sus parejas a través de apps de mensajería instantánea como WhatsApp, Line o Telegram, o que simplemente se dejan grabar o hacer fotos que en un momento futuro les pueden dejar en una situación muy comprometida si su pareja o, principalmente, expareja decide hacerlas públicas.

Existen multitud de páginas web en la Red que están específicamente especializadas en la recopilación de todo este tipo de material. Una forma muy gratuita de humillación a alguien que, sin dar su autorización, ve como sus imágenes sexuales más íntimas aparecen en Internet. Generalmente se trata de mujeres.

Google pretende eliminar de su buscador el revenge porn y para ello va a poner en funcionamiento un formulario para que si un usuario encuentra este lamentable material sobre él o ella en un resultado pueda solicitar su eliminación. El vicepresidente de Google, Amit Singhal, explicaba en un post:

"Hemos escuchado de muchas historias de problemas con el "revenge porn": una expareja buscando humillar públicamente a una persona publicando imágenes de ellos, o hackers robando y distribuyendo imágenes de las cuentas de las víctimas". Singhal también ha matizado que llevarán a cabo acciones, aunque su "filosofía ha sido siempre que la búsqueda debería reflejar toda la web".

Una condena ejemplar: Webmaster de una web de porno venganza, condenado a 18 años

En muchas ocasiones, el porno venganza es una estratagema que utilizan algunas personas para "obligar" a sus exparejas a que vuelvan con ellos, o sino se verán expuestos a esta lamentablemente humillación.

Pese a todo, esta iniciativa de Google no podrá llegar al verdadero foco del problema: que los sitios web de porno venganza o revenge porn puedan alojar este material ilícitamente.

Esta iniciativa nos recuerda, inevitablemente, a aquella que la compañía del buscador ponía en marcha para facilitar el derecho al olvido de los usuarios, derecho que aprobaba definitivamente la Unión Europea hace tan sólo unos días.

[Fuente: NDTV Gadgets]