Google quiere expandir el derecho al olvido

El derecho de olvido de Google en todo el mundo

Tras ser obligada a ello con una sentencia, la compañía estadounidense Google no tuvo más remedio que implementar en su buscador el derecho al olvido. Aunque hasta ahora este derecho ha estado limitado a las versiones europeas del buscador, una fuente extra-oficial ha revelado que Google podría expandir el derecho al olvido a todo el mundo, incluyendo el buscador de google.com.

Pero esta noticia tiene una trampa: no es que Google vaya a aplicar el derecho al olvido en -por ejemplo- Estados Unidos, sino que la idea que tiene entre manos pasa por censurar en Europa los enlaces reclamados por el derecho al olvido en todas las versiones de Google.

Dicho de otra forma, ya no será posible hacer la trampa de recurrir a versiones internacionales del buscador (google.com, por ejemplo) para encontrar enlaces protegidos por el derecho al olvido. No lo será, al menos, en los países en los que se haya generado la petición de olvido en cuestión.

El lado oscuro del derecho al olvido

Hasta ahora, el derecho al olvido daba a los usuarios la posibilidad de eliminar un resultado para todas las versiones europeas de Google. Si un usuario de España recibía la aprobación para eliminar un enlace, dicho enlace desaparecía en Google.es, Google.de. Google.it y, en resumen, en todas las versiones del buscador correspondientes a países europeos.

En teoría, el derecho al olvido hacía imposible acceder desde Europa a un resultado borrado en Google. Y decimos "en teoría" porque, en la práctica, todos los usuarios europeos podían, haciendo uso de las versiones internacionales del buscador (google.com o google.ca, por ejemplo), acceder al enlace/resultado en cuestión. El derecho al olvido de Google, en resumen, no se estaba aplicando tal y como debería.

En menos de un mes, Google recibe 12.000 peticiones de olvido

Esta situación ha llevado a Google a recibir amenazas de sanciones económicas por parte de diferentes organismos europeos. Para evitar estas sanciones, Google comenzará a aplicar el derecho al olvido en todas las versiones de su buscador en cuestión de días, tal y como ha recogido la agencia Reuters.

Esta extensión del derecho al olvido se hará efectiva en los países en los que se genere la solicitud para borrar un enlace. Es decir, si un usuario de España consigue que Google retire un enlace de sus resultados, ningún usuario residente en territorio español podrá utilizar las versiones internacionales del buscador para encontrar el enlace. El resto de los usuarios europeos, en cambio, sí podrán seguir recurriendo a este truco.

[Fuente: SearchEngineLand.com]