Un hacker desde su casa deja sin Internet a todo un país

Un hacker desde su casa deja sin Internet a todo un país

¿Qué ocurriría si un día nos levantásemos con la noticia de que España se ha quedado sin Internet?

Es fácil imaginar el caos. No sólo a nivel personal o profesional, sino en materia de seguridad. Muchas infraestructuras y servicios básicos se controlan a través de Internet.

La Gran Red es uno de los mayores inventos de la Humanidad, pero también uno de los más vulnerables. Está en todos los sitios, lo controla todo, y cualquiera puede acceder a ella. Un experto hacker, desde la comodidad de su casa y de forma prácticamente anónima, puede lanzar un ataque que siembre el caos en Internet.

Expertos llevan años anunciando que el día en que unos ciberdelincuentes consigan apagar Internet, está cada vez más cerca. Estuvimos a punto de sufrirlo el mes pasado cuando un ataque DDoS masivo saturó Internet en la mayor parte de la costa oeste de Estados Unidos, y dejó inoperativos durante varias horas servicios como Netflix, Twitter o eBay.

Este fin de semana otro ataque DDoS masivo usando el mismo tipo de malware, Mirai, ha cortado Internet en un país entero, Liberia. Se sospecha que los hackers responsables de ambos ciberatentados podrían ser los mismos.

La perspectiva de que un simple hacker desde cualquier rincón del mundo, armado simplemente con un ordenador, sea capaz de cortar Internet a un país entero, es tan aterradora como real.

Es cierto que las circunstancias de Liberia son muy especiales. Se trata de un pequeño y pobre país africano de poco más de 4 millones de habitantes en donde sólo el 10% de la población tiene Internet. La conexión a la red llega al país a través de un único cable submarino de fibra óptica, que por cierto es el mismo cable que usan 20 países africanos. En Libería sólo existen dos ISPs que dan acceso a Internet a toda la población, así que los ciberdelincuentes han concentrado los ataques en esas dos empresas hasta tumbar sus servidores, y con ello han cortado el acceso a Internet a todo el país.

Los dispositivos inteligentes FRITZ! de AVM, a la venta en España

El malware Mirai actúa tomando el control de cientos, incluso miles de ordenadores y hardware desprotegidos (principalmente dispositivos del Internet de las Cosas) para después usarlos en una red botnet que realiza miles de peticiones de acceso a un mismo servicio, saturándolo.

Lo preocupante del tema es que el código fuente de Mirai es libre, así que cualquiera puede modificarlo y personalizarlo. Resulta muy sencillo usar un software para lanzar ataques DDoS que no requieren romper medidas de seguridad, pues actúan mediante simples peticiones de acceso, por desbordamiento. Cualquiera sin demasiados conocimientos de hacker, puede hacerlo.

Los mejores router en oferta

La próxima gran prueba de fuego serán las elecciones norteamericanas, el 8 de noviembre. Los expertos esperan que los ciberdelincuentes lleven a cabo ataques DDoS contra las sedes electorales, periódicos y centros de información.

[Fuente: Techworm]

Los grupos de hackers más famosos de todos los tiempos