Hackers amenazan a las familias de empleados de Sony

Hackers amenazan a las familias de empleados de Sony Pictures

"Es un hackeo masivo y dañino sin precedentes, planificado por un grupo organizado", asegura Kevin Mandia, responsable de la empresa de análisis informático forense, FireEye, en un email al que ha tenido acceso Reuters.

Un grupo de hackers que se hace llamar Los Guardianes de la Paz (GoP) robó hace 15 días más de 11.000 GB de datos de Sony Pictures

El malware utilizado no sólo ha robado datos, sino que al parecer también ha destruido los discos duros de la red, lo que obliga a reconstruir desde cero toda la infraestructura informática de Sony Pictures. Se ha sabido que Sony ha prohibido usar teléfonos móviles y emails a sus ejecutivos, e incluso se están usando métodos manuscritos para comunicar información y pagar los sueldos.

No contentos con el daño realizado, los hackers han amenazado con "destruir" a Sony Pictures si no acceden a sus peticiones. Ya han colgado en las redes piratas películas de Sony sin estrenar, como Still Alice, Mr Turner o Annie, guiones de películas, sueldos de los actores, claves de Facebook y Twitter de los empleados, y otros datos que apenas representan 40 GB de los miles que, se estiman, han robado.

Así serán los delitos tecnológicos del futuro

Las primeras investigaciones apuntan al uso de los mismos métodos de hackeo que utiliza Corea del Norte, pero un diplomático del país ha negado que tengan nada que ver.

Lo cierto es que los indicios revelan que el hackeo podría ser una represalia por el rodaje de la película The Interview, en donde los protagonistas intentan asesinar al presidente de Corea, Kim Jong-un. El país asiático ya calificó la película, en su momento, como "un acto de terrorismo", y pidió en la ONU que la cancelasen.

Lejos de esconderse, este fin de semana los hackers han tensado aún más la cuerda. Según Variety, empleados de Sony han recibido un email en donde les piden que firmen un documento para denunciar a la compañía. Si no lo hacen, reza el texto, en inglés: "no sólo tu sino tu familia estará en peligro".

Aunque los investigadores reconocen que muy pocas compañías podrían haber detenido por completo un ataque tan brutal, también afirman que Sony podría haber hecho mucho más, con medidas de protección que, al menos, habrían frenado buena parte de la acometida.

Una falta de previsión difícil de entender, después del serio ataque a la red PlayStation de la propia Sony, hace algo más de un año, en donde se produjo el robo masivo de datos de usuarios.