Iberia anuncia el precio del Wifi durante el vuelo

Tarifas Wifi en Iberia

¿Saben esa señal de el cigarrillo y el símbolo de prohibido que siguen teniendo los aviones de Iberia sobre los asientos? Pues por fin, después de años de espera, ha sido sustituido... por un teléfono móvil

Al parecer, la luz se encenderá cuando sea posible conectar los dispositivos al WiFi del avión. Pero aquí comienza la odisea. Para emprezar, al conectarse se requiere la creación de una cuenta con una tarjeta de crédito para comenzar el cobro. 

Existen distintas tarifas que dependen tanto del tipo de plan que se quiera contratar como del dispositivo del que dispongamos. Al parecer, los smartphone o tablets (excepto el iPad) podrán contratar una tarifa de 4 a 22 Megabytes por un precio entre 4,95 y 19, 95 dólares

Y pensar lo emocionados que estábamos la primera vez que oímos "aviones Iberia con Wifi".

En caso de tener iPad, las tarifas contratables irán desde los 22 hasta los 50 Megabytes, por un precio de 19,95 a 39,95 dólares, cobrando además un sobreprecio en ambos casos de 0,171 dólares por cada 100 Kb que se sobrepasen. 

No sólo estamos hablando de una tarifa que supera (con mucho) el precio de las demás aerolíneas con el servicio, sino que según hemos podido saber, la conexión es inestable y bastante "quisquillosa". 

Para empezar, Iberia facilita un contador. Así, el usuario es perfectamente consciente de cómo se le van escapando los datos mientras se cargan páginas a las que no puede acceder. Además, si en lugar de utilizar simplemente el navegador queremos acceder a una aplicación más complicada, comienzan los problemas.

Y no hablamos de utilizar una plataforma complicadísima de datos encriptados, ni nada por el estilo. Según los usuarios, no se puede enviar mensajes de texto con Hangouts. Por supuesto, ni hablar de las videollamadas

Además, olvídese de dejar abierta una pestaña con sus redes sociales (por ejemplo) mientras se dedica a otra cosa: le consumirán los datos en un periquete. En general, parece ser que la experiencia WiFi no merece la pena desde el punto de vista del ocio, aunque pueda salvar de un apuro en un momento de necesidad puntual.