India, Irán y Pakistán, entre los países más vigilados

India, uno de los países más espiados

El novelón que tiene a medio mundo debatiendo acerca de los riesgos de la privacidad en Internet tiene ahora un nuevo personaje. Boundless Informant es el software de recolección de datos con el cual la NSA puede organizar y clasificar la información que ha recopilado a lo largo y ancho del mundo, llegando incluso a organizarla por países y a determinar la cantidad específica de datos que han podido capturar de los usuarios. Desde correos genéricos hasta la foto del cumpleaños que subimos a Facebook, nada es sagrado.

Según los reportes más recientes de The Guardian, el programa en cuestión le permite a quien lo utiliza seleccionar un país del mapa, observar el grueso de la información que se ha recolectado y seleccionar detalles acerca de la misma. Como en el cole, cada país tiene un color distinto, pero el propósito de clasificación es mucho más complejo: los paises que se encuentran en color verde -como Canadá o Australia- son aquellos que no se encuentran sujetos a niveles altos de vigilancia; los que están en amarillo -como Estados Unidos- tienen un nivel más alto de vigilancia, y los que se encuentran en las tonalidades rojas o naranjas -India e Irán, por ejemplo- tienen un nivel de vigilancia alto. 

De acuerdo con el reporte del diario inglés, solamente en Marzo del 2013 se habían recopilado 97 billones de datos informativos de todo el mundo, los cuales se concentran mayormente en cinco países: Irán, con 14 billones de reportes; Pakistán, con 13.5 billones de reportes; Jordán, con 12.7 billones de reportes; Egipto, con 7.6 billones de reportes e India, con 6.3 billones de reportes. La vigilancia hecha sobre Estados Unidos es menor, pero la cifra igualmente es alta: 3 billones de datos informativos recopilados en el mismo periodo.

El patrón que seguiría este programa es el de enfocarse en metadatos, recolección de patrones y de interacción en redes sociales antes que espionaje directo. Pero, según el reportaje del periódico británico, el software tendría la posibilidad de aislar direcciones IP que, aunque no localizan a un usuario específico, sí pueden precisar su localización geográfica y determinar otras informaciones, además de determinar cuántos usuarios acceden desde los Estados Unidos. 

La NSA ha negado todo lo que se ha dicho acerca de sus capacidades y dice que no tiene los medios tecnológicos suficientes para rastrear la información recopilada por agencias de inteligencia norteamericanas.