Internet de las Cosas podría recibir impulso de red mallada

FireChat ayudará Internet de las Cosas

Los dispositivos del Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés) que son demasiado pequeños para acceder al Internet por sí mismos contarán con la ayuda de una amplia red de usuarios de smartphones cercanos, si el último plan del proveedor de FireChat, Open Garden, tiene éxito.

El Open Garden Network, anunciado el lunes en la feria CTIA en Las Vegas, es un software que permite a los dispositivos y aplicaciones estar "en línea" a través de una red en malla formada por aparatos de consumo normales, como smartphones y tablets.

Mediante Bluetooth LE o Wi-Fi Direct, cada eslabón de la red se conecta a otro dispositivo participante hasta que llega uno que está dentro del alcance de un móvil o de un punto de acceso Wi-Fi.

La vinculación de dispositivos pequeños y de consumo económico de energía al Internet es uno de los principales retos en el IoT, un área que es probable que sea un foco importante de la feria anual de móviles de Estados Unidos.

Se espera que tanto los wearables de consumo y máquinas y sensores de empresas pasen a formar una gran parte del universo inalámbrico en los próximos años.

El Internet de las Cosas: llegan los objetos inteligentes.

La primera empresa de tomar ventaja del sistema es Phone Halo, que hace las TrackR, pequeñas etiquetas del tamaño de monedas que los usuarios pueden adjuntar a algo valioso con el fin de rastrear su ubicación a través de GPS.

Las etiquetas TrackR no tienen radios celulares o Wi-Fi, ya que requerirían demasiado espacio y potencia, por lo que ya utilizan un concepto como el de Open Garden.

Los usuarios que han etiquetados sus cosas usan una aplicación TrackR para averiguar dónde están. Las etiquetas comunican sus lecturas de GPS a través de otros equipos que tengan la aplicación TrackR.

Se trata de una gran red, con más de 250.000 etiquetas TrackR en uso actualmente, según la compañía. Pero con Open Garden Network, ésta va a aumentar aún más de tamaño ya que los dispositivos TrackR también serán capaces de comunicarse a través de cualquier teléfono equipado con FireChat, la app para la comunicación tanto online como offline de Open Garden.

El software de Red de Open Garden podría atraer muchas más aplicaciones y dispositivos IoT a dicho sistema. Cuantos más socios Open Garden inscribe, más grande y útil será la red.

De esta manera, los usuarios de todas las aplicaciones que se aprovechan de la Red de Open Garden se convertirían en conductos para todas las otras aplicaciones y dispositivos en esa red.

Los desarrolladores de aplicaciones y fabricantes de dispositivos pueden acceder a la red mediante el uso de una API Open Garden (interfaz de programación de aplicaciones) y licencias de una clave de software de la compañía.

Open Garden ofrece un kit de desarrollo de software para empezar. Los usuarios individuales no tendrán que realizar ninguna configuración o instalación.

El enfoque de la empresa es doble: Para los dispositivos de IoT, ofrecería acceso indirecto a Internet para cosas que de otro modo no podrían estar en línea. Para aplicaciones móviles, sería dar a los usuarios acceso en más lugares, para que puedan pasar más tiempo jugando, charlando o haciendo otras actividades que requieren una conexión.

Ese tiempo en línea extendida podría hacer que la Red de Open Garden un buen negocio para los operadores móviles, también, una propuesta que la compañía está haciendo a los portadores en el CTIA.

Fuente: PCWorld