LinkedIn, acusada de hackear los emails de sus usuarios

LinkedIn, acusada de hackear los emails de sus usuarios

Hemos leído infinidad de noticias relacionadas con hackeos de cuentas de usuario de grandes compañías, desde Sony a Instagram. Pero, que recordemos, es la primera vez que publicamos el supuesto hackeo de los emails de los usuarios, por la propia compañía.

Al menos eso es lo que afirman un grupo de clientes de LinkedIn, la popular red social de profesionales, en donde sus usuarios crean círculos de contactos basados en el trabajo, para contactar con otros profesionales o empresas, y favorecer así la búsqueda de empleo o la mejora del mismo.

LinkedIn cuenta con más de 225 millones de usuarios en el mundo, 5 millones en España.

Según relata la web Gigaom, varios usuarios de LinkedIn han puesto una denuncia en Los Ángeles a la compañía por presunto hackeo de sus cuentas de emails.

Según consta en la denuncia, "linkedIn pide una dirección de correo externa como su nombre de usuario, y después pide fijar una nueva contraseña para LinkedIn. La compañía usa esta información para hackear la dirección de correo y extraer todos sus contactos. Si el usuario deja su cuenta de correo abierta, LinkedIn se hace pasar por él y descarga todas las direcciones de correo a los servidores de LinkedIn. La compañía obtiene estos contactos sin necesidad de usar la contraseña, y no pide consentimiento a sus dueños.

Según parece, con este sistema no sólo se accede a la libreta de direcciones, sino a todos los emails recibidos o enviados.

La denuncia afirma que es una estrategia deliberada de LinkedIn, y cita el perfil de uno de sus empleados, que se jacta de trabajar en "esquemas de hackeo":

LinkedIn

LinkedIn usa un sistema de invitaciones para que los contactos de sus usuarios se unan a su red. La denuncia insiste en que, aunque el usuario de su permiso, no se informa claramente a quien ni cuándo envía invitaciones LinkedIn, ni resulta sencillo cancelar este permiso.

Tras conocerse la denuncia, han salido a la luz casos de usuarios cuyas ex-esposas, o amigos enfermos mentales, habían recibido invitaciones para unirse a su red profesional.

Si estás interesado en el tema, aquí está la denuncia completa.

LinkedIn ha negado los cargos, aduciendo que "estamos comprometidos con poner a nuestros clientes en primer lugar, lo que incluye ser transparentes en cómo protegemos y utilizamos sus datos de usuario. Creemos que las acusaciones no tienen fundamento y estamos dispuestos defendernos vigorosamente".