Llegan las balizas informativas, ¿para qué sirven?

iBeacon, PayPal Beacon, Gimbal... Llegan las balizas informativas. ¿Qué son? ¿Para qué sirven?

Imagina que vas paseando tranquilamente por la calle. Pasas delante de un kiosco, y en tu smartphone recibes las portadas de los periódicos.

Cruzas junto a una tienda de ropa, y un mensaje te indica que tienes en oferta la camisa azul que te probaste la semana pasada.

Entras en la panadería, y al cruzar la puerta el panadero recibe en su tablet tu pedido de dos barras y un bollo de leche. Lo recoges, y te marchas. Sin pagar, claro. Lo acaba de hacer tu móvil.

Ahora entras una tienda Apple. Te pones a ver el último modelo de iPhone, y al acercarte al estante se reproduce en tu smartphone un vídeo que te explica sus características.

Decides cruzar la calle y entrar en el museo cercano. A medida que te acercas a cada cuadro, una voz que surge de tu móvil te explica su historia y curiosidades. Mientras, en pantalla puedes ver la biografía del pintor.

Todo ello, sin que hayas tenido que tocar tu smartphone.

Parece ciencia-ficción, pero ya está aquí, gracias a las balizas informativas.

Balizas informativas

Se trata de unos dispositivos transmisores que emiten una señal Bluetooth LE de bajo consumo, así que pueden estar conectados durante meses sin necesidad de recargarlos.

Cuando detectan la señal Bluetooth LE de un móvil cercano, se comunican con él sin que el dueño intervenga. Es la Internet de las Cosas: máquinas hablando con máquinas, sin interferencias humanas.

En función de cómo haya sido programada, la baliza quizá emita las ofertas del día, gestione los pagos, otorgue un ticket para la cola, o te recuerde que no has echado la quiniela.

¿Qué es eso de Bluetooth LE?

Las balizas informativas se han hecho realidad gracias a un nuevo tipo de conexión de bajo consumo llamada Bluetooh Low Energy (LE), estrenada en el estándar Bluetooth 4.0.

Bluetooth LE emite una señal de 2.4 GHz con un alcance de hasta 60 metros, con la particularidad de que consume muy poco. Las baterías de las balizas duran hasta dos años. Resulta muy útil en dispositivos que tienen que emitir una señal constantemente, como las pulseras de fitness.

Sólo funciona con móviles compatibles con Bluetooth 4.0, que se han puesto a la venta a partir de 2013.

Bluetooth LE

Bluetooth LE es la pieza clave de la Internet de las Cosas: objetos cotidianos como los electrodomésticos, conectados permanentemente a Internet, o entre sí.

Varias empresas están preparando sus propias balizas, algunas de las cuales ya están instaladas en comercios y locales públicos.

Paypal Beacon

PayPal es el sistema de pago más popular de Internet, pero apenas tiene presencia en el comercio físico. La compañía americana quiere poner remedio a esto en 2014, con el estreno de diferentes tecnologías.

Su mayor apuesta será PayPal Beacon. Se trata de unos dispositivos USB que se conectan a un ordenador o a un enchufe en la pared de la tienda. Emiten una señal de baja intensidad Bluetooth LE.

PayPal Beacon

Para usar PayPal Beacon, sólo hay que instalar la app de PayPal en el móvil o la tablet. Cuando una baliza detecta un smartphone con la app instalada, se comunica con él. Sin tener que abrir la app, sin GPS, sin WiFi, sin conexión celular. Todo a través de Bluetooth LE.

PayPal Beacon

En el móvil recibes un zumbido o mensaje de confirmación, para que apruebes la comunicación. El tendero recibe una foto tuya en su terminal para que sepa qué cliente eres de todos los que hay en la tienda, y así pueda asignar el pago correcto.

PayPal Beacon es totalmente configurable por el usuario: podrás ser totalmente indetectable, o decidir con qué comercios quieres conectar. Si rechazas la conexión, no envías ninguna información a la tienda, ni siquiera que la has rechazado.

Las balizas pueden transmitir información u ofertas, y también sirven para pagar. Simplemente le dices al comerciante que quieres pagar con PayPal, y el cobro se realiza sin que tengas que usar tarjeta, ni firmar papeles.

PayPal Beacon

PayPal asegura que su sistema es mejor que los de la competencia. El Geofencing por ejemplo, lleva tiempo en funcionamiento, pero es poco preciso, exige seleccionar destino, y depende del WiFi o la conexión celular. El sistema iBeacon de Apple sólo funciona con iOS (aunque parece que llegará a Android). NFC exige sacar el móvil del bolsillo y acercarlo a la estación de pago, mientras que las conexiones por Bluetooth estándar consume mucha batería.

Parece que PayPal va a apostar fuerte por este sistema, pues ya ofrece a los desarrolladores la API, para que creen sus propias apps compatibles con PayPal Beacon. La clave será comprobar a cuántos comercios físicos llegará. De momento se va a distribuir en USA, Reino Unido, y unos pocos países más.

 

iBeacon de Apple

Apple ya tiene lista su propuesta de balizas informativas, llamada iBeacon. Están integradas en iOS 7. De hecho ya funcionan en algunas tiendas Apple de Estados Unidos.

El sistema iBeacon utiliza una tecnología similar a la de PayPal Beacon, basada en la comunicación con Bluetooth LE, pero en lugar de centrarse en los sistema de pago, lo hace en la compra aumentada.

Con iBeacon recibirás ofertas e información en tu móvil cuando entres en una tienda. Por ejemplo, si estás curioseando una tablet que quieres comprar, recibes su ficha, pero también las apps para tablet más populares del momento. Cuando pasas junto a una cafetería, un cupón con un zumo gratis.

Se pueden asociar a un objeto, pues la señal se detecta con una precisión de centímetros. Así, por ejemplo, podrías recibir propuestas de zapatos que combinan con el pantalón que estás mirando.

También servirán para orientarte hacia una determinada sección en un comercio, gracias al mapeo de interiores.

Se trata de un sistema abierto, pues numerosas empresas fabricarán balizas compatibles iBeacon.

Estimote ya lo hace, con forma de piedra que se coloca en la pared.

Estimote iBeacon

El modelo de Kontakt es cuadrado, simulando un interruptor de la luz.

Kontakt

Gracias a esta diversidad de fabricantes, las aplicaciones serán muy variadas.

Por ejemplo, Estimote está diseñando un iBeacon con sensor de temperatura, movimiento y tensión arterial que llevarán los pacientes de los hospitales. Así los médicos sabrán en todo momento su estado de salud.

Diseminados por la ciudad, se usarán como guías interactivos, ginkanas, y actividades al aire libre, pues son a prueba de agua. Incluso pueden usarse bajo la lluvia.

En casa y en guarderías, servirán como alarmas para comprobar que los niños no salgan de su recinto.

Podrán recordarle al abuelo que coja las llaves cuando abra la puerta de salida, o te avisarán cuando el cartero deje un paquete en el buzón.

Su uso en aeropuertos, museos, kioscos o grandes almacenes, cambiarán la forma en que utilizamos el móvil en la calle.

De momento, iBeacon sólo está disponible para iOS, pero aseguran que será compatible con Android.

Coca Cola usará balizas iBeacon en el Mundial de Fútbol de Brasil 2014

Gimbal, Qualcomm también se apunta

El conocido fabricante de chips, Qualcomm, se suma a la moda Beacon con su tecnología Gimbal.

También se apoya en Bluetooh LE para realizar las transmisiones, pero dispone de una versión alternativa basada en Geofencing, que cubre grandes áreas.

Su Beacon Serie 10 mide tan sólo 1,5 pulgadas, poco más que la etiqueta de un producto. Se puede colocar en cualquier sitio y dispone de alcance de unas docenas de metros, y batería para 2 o 3 meses. La Serie 20 es más grande, 4 pulgadas de largo, con una batería de un año y un alcance que puede cubrir un centro comercial completo.

Gimbal Beacon

Sus aplicaciones son las ya mencionadas: información, oferta, cobro, detección de movimiento, etc.

Gimbal Beacon

El usuario tendrá un control total sobre cuándo desea o no conectarse a las balizas, e incluso podrá borrar toda la información almacenada sobre él en una determinada tienda.

Actualmente, Gimbal ya se está usando de forma experimental en algunas tiendas de Nueva York y San Francisco, compatible con smartphone iOS. En breve lo será también con Android.

 

Las papeleras espía londinenses

Papeleras Beacon

Aunque parezca lo contrario, la tecnología de balizas no es algo nuevo. Durante los pasados Juegos Olímpicos de Londres 2012, la compañía Renew London instaló cien papeleras digitales que disponían de un pantalla con publicidad.

Permitían rastrear la dirección MAC y el modelo de smartphone de los transeúntes que pasaban delante de ellas. La dirección MAC es una información única para cada smartphone, pero su recopilación es legal mientras sea anónima.

Si una persona lleva un smartphone de Apple, cuando pase por la papelera podría mostrar publicidad de Samsung. Si la papelera identifica que un smartphone se detiene todos los días frente a una tienda de dulces, opta por publicidad de un dentista, o un gimnasio...

La diferencia con las balizas es que estas papeleras recopilan información sin permiso del usuario, basta con tener el WiFi encendido.

La tecnología Beacon no utiliza WiFi, pues no necesita conectarse a Internet. Es una red local inalámbrica de corto alcance y baja intensidad, que funciona a través de Bluetooh.

El hecho de que una gran cantidad de fabricantes estén desarrollando balizas, y la propia Apple se haya involucrado en ello, demuestras su potencial. Permiten ofrecer atención personalizada al cliente, que puede recibir ofertas o premios en su móvil, en función de anteriores visitas.

Pero los comercios deberán usarlas con mesura. Si inundan a los clientes con ofertas, promociones y publicidad, terminarán saturándolo y desactivarán el servicio.

Oiremos hablar mucho de esta nueva tecnología de comunicación, en este recién estrenado 2014.