El mapa vintage de los cables submarinos que conectan Internet

El mapa interactivo de los cables submarinos que conectan Internet

Internet no funciona mediante brujería ni por arte de magia, aunque a muchos les suene a ciencia ficción que existen centenares de cables submarinos de fibra óptica que descansan sobre el lecho de los océanos para permitir que los datos viajen entre continentes en cuestión de milisegundos. 

A día de hoy el 99 por ciento de los datos internacionales viajan a través de estos cables submarinos, que permiten la comunicación transoceánica en un instante. Telegeography ha editado un mapa interactivo muy original, con un peculiar toque vintage, sobre los 299 cables submarinos actualmente en funcionamiento o en fase de desarrollo que conectan Internet.

Puede que tirar un cable de miles y miles de kilómetros a través del mar parezca arcaico, pero la comunicación alámbrica resulta mucho más rápida y más fiable que hacerlo vía satélite. Los cables submarinos permiten que la información viaje a velocidades muy altas, especialmente gracias al desarrollo de la fibra óptica, con velocidades que alcanzan sin problemas los 2,5 Gbits por segundo.

Tutorial: Cómo medir la distancia entre dos lugares con Google Maps

Además, la extensa red de cables submarinos permite que los datos puedan llegar a su destino incluso si aparece algún tipo de problema gracias a la existencia de rutas alternativas, algo que no resulta tan sencillo de establecer a través de la comunicación por satélite. 

Los cables submarinos que conectan Internet se han convertido en una parte fundamental de la economía global y describen cómo se conecta el mundo. Con este mapa interactivo se pueden comprobar de un vistazo las escasas conexiones directas, por ejemplo, entre Sudámerica y África en comparación con los numerosos cables marinos que conectan el Atlántico Norte.

Un cable submarino interoceánico requiere una inversión millonaria, el acuerdo entre varias multinacionales y países y, por si fuera poco, un plan pormenorizado para evitar posibles problemas como por ejemplo los ataques de los tiburones en el Océano Pacífico.

Project Loon: Google transmite Internet desde globos

Google ha invertido más de 300 millones de dólares en FASTER, un proyecto de cable de altísima velocidad -60 Terabits por segundo- que conectará Estados Unidos y Japón, en un consorcio en el que también participan China Mobile International, China Telecom Global, KDDI, Global Transit y Singtel. Incluso Facebook ha puesto dinero en el desarrollo de nuevos cables y rutas submarinas, lo que a veces exige una inversión de millones de dólares para recortar unos milisegundos en la conexión entre países.

¿Quién ha puesto los cables en el fondo del oceáno? De nuevo no hablamos de magia ni brujería. Los cables submarinos son relativamente antiguos porque las primeras conexiones a través de los mares se realizaron a mediados del Siglo XIX gracias al sistema desarrollado por Werner von Siemens, que sirvió para poner en funcionamiento el primer cable submarino a través del Canal de la Mancha que unió Reino Unido y Francia, para la conexión por telégrafo. 

Ésta es la primera ciudad del mundo con Internet a 10 GB/s

Un siglo después los cables coaxiales comenzaron a transmitir las señales telefónicas, lo que posibilitó la conexión por teléfono entre casi todos los rincones del planeta, y en las últimas décadas se han establecido los cables submarinos de fibra óptica, que son orprendentemente finos, considerando lo largos que son y lo profundos que se sitúan, aunque en las zonas más profundas suelen ser más anchos para protegerse ante las adversidades.

A través de este mapa interactivo de los cables submarinos de Internet puedes consultar por ejemplo cómo llegan los vídeos, imágenes, artículos y todo tipo de archivos situados en otros rincones del mundo a España en cuestión de milisegundos. 

[Fuente: Vox]