Mega, el nuevo Megaupload, al caer

Mega, el nuevo Megaupload, al caer

A algunos les parecerá que han pasado años, mientras que otros todavía recordarán el cierre de Megaupload como si hubiera sido ayer mismo. El caso es que ya hace casi un año y, para celebrar el evento, su creador, Kim Dotcom, volverá a la primera línea de los servicios online (y, seguramente, también de no pocos puntos de mira) con el lanzamiento del más que esperado Mega, el sucesor de Megaupload. Y, lo que resulta todavía más interesante, tal y como ya veníamos especulando los últimos meses, Mega es sólo la primera pata de un proyecto mucho más amplio y que, seguramente, tiene preocupados a bastantes responsables de la industria discográfica: Megabox.

¿Qué es Mega?

Si ya conocías Megaupload o, para ser más exactos, la principal función del servicio, ya sabes qué es Mega. Se trata de un servicio de almacenamiento de archivos online. Como ya pudiste ver, en su momento, en las primeras imágenes de Mega, que el propio Kim Dotcom publicó en su cuenta de Twitter, el servicio cuenta con una completa interfaz de gestión, que además integra un elemento de contactos, de lo que se deduce que compartir ficheros entre personas que se conocen es una función básica del servicio. Sin embargo, lo que todavía no se sabe, es si será posible compartir, también, archivos con desconocidos, tal y como era posible hacer con Megaupload. De ser así, si el sistema ofrece una función de enlaces públicos para compartir contenidos, es de esperar que Mega reproduzca rápidamente el éxito de su predecesor. Con la diferencia, a su favor, de que en esta ocasión el polémico empresario ha contado con un buen equipo de abogados para blindar su plataforma lo máximo posible.

¿Qué es Megabox?

Esta es, sin duda, la gran promesa de Kim Dotcom y, en realidad, la evolución que habría experimentado Megaupload de no haber sido cerrado, puesto que ya estaba trabajando en este proyecto antes de que el FBI lo forzara a abortar (temporalmente) su proyecto. Ya te hablamos de Megabox pero, para que te puedas hacer una idea rápida, consiste en una plataforma digital de distribución de contenidos artísticos. En ella, desparece por completo la figura de las discográficas, serían los propios artistas quienes publicarían sus contenidos, los ofrecerían a precios terriblemente competitivos y, según Kim Dotcom, recibirían el 90% de los beneficios de cada operación. Este proyecto hizo que no fueran pocos los que vieran la presión del lobby discográfico tras la operación de cierre de Megaupload.

Mega es, de momento, la primera fase, pero el empresario ya ha anunciado que, posiblemente, Megabox pueda estar operativo a mitades de 2013, por lo que puede que vivamos una auténtica revolución en la distribución de contenidos musicales antes de que acabe el año.