Microsoft, obligada a desvelar e-mails alojados en otro país

Microsoft, obligada por un juez americano a desvelar e-mails alojados en otro país.

Un nuevo frente judicial que afecta a la privacidad de sus clientes preocupa a las compañías tecnológicas americanas. No es una preocupación por sus clientes, sino por su negocio. Casi todas las grandes compañías de Internet colaboraron con la NSA suministrando el acceso a los espías americanos, o mirando hacia otro lado.

Ahora que todo se ha descubierto, ha comenzado una operación de lavado de imagen frente a sus clientes extranjeros, con la intención de que el escándalo de la NSA no afecte a su cuenta de resultados, más allá del territorio norteamericano.

Compañías como Cisco, IBM, HP, Qualcomm o la propia Microsoft han notado un notable descenso de ventas en China y otros países, tras las revelaciones del espionaje masivo llevadas a cabo por Edward Snowden.

Muchos clientes asiáticos y europeos están optando por compañías locales, pues las leyes europeas son más restrictivas con respecto al espionaje gubernamental.

El negocio en el extranjero está en juego, por eso Microsoft se ha negado a cumplir la orden judicial que requería revelar los emails de un usuario, alegando que los tiene alojados en sus servidores de Dublín, en Irlanda, y por tanto están sujetos a leyes europeas, no estadounidenses. Al negarse a cumplir la orden judicial, Microsoft ha terminado en los tribunales.

Empresas como AT&T, Cisco, Verizon o la propia Apple han enviado un escrito a la corte apoyando la decisión de Microsoft.

Revelan 160.000 mensajes espiados por la NSA, sólo el 10% son legales

Ayer sábado, la juez del Distrito de Nueva York, Loretta Preska, emitio una sentencia, alegando que Microsoft estaba obligada a entregar dichos emails porque "lo que cuenta es quien tiene los emails, no dónde los aloja".

Lógicamente, este veredicto no ha gustado a Microsoft ni al resto de compañías americanas, que temen que sus clientes internacionales cambien de empresa, si sus datos pueden ser requeridos sin restricciones por las autoridades estadounidenses.

Microsoft ha anunciado que recurrirá la sentencia: "lo único definitivo esta mañana es que la decisión de la corte del distrito no significa el punto y final a este proceso", ha declarado Brad Smith, consejero general de Microsoft.

Hay mucho en juego. Según un estudio de la Fundación de Tecnología e Industria americana, la revelación del espionaje masivo de la NSA podría hacer perder a la industria de computación en la nube americana, entre 22.000 y 35.000 millones de dólares en los próximos tres años.

Veremos si el recurso de Microsoft consigue dar la vuelta a esta decisión judicial.

[Fuente: The Telegraph]