Minteye, ¿el final de los Captcha?

Minteye, ¿el final de los Captcha?

Vale, quizá te estés preguntando ¿qué es un Captcha? Empecemos por aclarar esto. Quizá no te suenen por ese nombre, pero si llevas ya algún tiempo utilizando Internet, lo más seguro es que ya te hayas cruzado con alguno de ellos por tu camino. Y, a medida que te hayas encontrado con más, seguramente alguno de ellos haya terminado colmando tu paciencia y mandándolo... a hacer gárgaras. Los Captcha son esos recuadros en los que se muestran una o dos palabras, o algunas letras sueltas, que tienes que reproducir en otro recuadro con el fin de darte de alta en algún servicio online, confirmar una operación, etcétera. En la mayoría de las ocasiones, el texto es más o menos legible, pero en otras resulta casi imposible de leer, lo que te obliga a "pedir" otro distinto o a emplear la función de transcripción fonética, que en ocasiones es todavía más incomprensible que la visual. Esto, según múltiples estudios, disuade a uno de cada cuatro usuarios de proseguir con el proceso.

Aspecto habitual de un Captcha

La razón de ser de los Captcha es evitar los sistemas de registro automático en aquellos servicios que los emplean para protegerse. Por poner un ejemplo, evitar el registro automático (sin intervención humana) de muchas cuentas en un foro, algo que suele ser el preludio de la aparición del spam en el mismo. Sin embargo, aunque a ese respecto han mostrado ser bastante efectivos, también hacen que la experiencia de uso sea, en bastantes ocasiones, frustrante. No obstante, quizá esté cerca el final de los Captcha.

La alternativa a los Captcha

La startup Minteye, con oficinas en North Bergen (Nueva Jersey) y Tel Aviv, propone una muy interesante alternativa a los Captcha. En lugar de un recuadro como el que te hemos mostrado anteriormente, lo que ve el usuario es algo así:

Recuadro de Minteye, la alternativa a los Captcha

En su parte inferior, como puedes ver, hay una barra deslizadora. Pues bien, el sistema para resolverlo es tan sencillo como mover la misma hasta encontrar el punto concreto en el que la imagen deja de mostrarse distorsionada, por ejemplo

Recuadro de Minteye, la alternativa a los Captcha

La alternativa de Minteye a los Captcha es, en primer lugar, bastante más sencilla. Cuesta menos mover una barra de izquierda a derecha que transcribir unas letras que, en muchas ocasiones, no se entienden bien. Además evita los errores de transcripción y, por lo tanto, la frustrante sensación que éstos producen.

Si eres una de las personas que ya han sufrido alguna vez un encontronazo con un Captcha (y cada vez quedan menos personas que no hayan pasado por ello), seguro que servicios como el de Minteye te hacen cruzar los dedos preguntándote si será este el final de los Captcha. Yo, desde luego, espero que sí.

Puedes obtener más información sobre esta empresa en su página web.