La NSA tiene acceso al 75 % del tráfico de internet

nsa logo

Poco escapa a su vista, y es que la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) de los Estados Unidos puede monitorizar nada menos que el 75 % del tráfico de internet, según sabemos a medida que se va desvelando más información. La forma en que lo pueden hacer es a través de las compañías de telecomunicaciones, encargadas de proveer a los usuarios de conexión a internet.

En principio, la idea que se persigue al realizar esta monitorización es detectar movimientos extraños en el tráfico, para lo que se emplean algoritmos muy complejos que permiten a los datos continuar su camino, que es lo que ocurre con la mayor parte del tráfico, salvo que se detecte algo que llame la atención. Es por esto que gran parte del tráfico se ignora, lo cual no quiere decir que escape a su control y a su vista.

Para que se le haga llegar a la NSA la información sobre las comunicaciones que se establecen, se emplean programas creados en algunos casos en conjunto con algún proveedor de acceso a internet. Por ejemplo, Blarney es un programa que crearon la NSA y AT&T (compañía estadounidense de telecomunicaciones). Por su lado, Verizon, únicamente están enviando la información más relevante. Hay otras compañías que no se han mostrado muy satisfechas con la medida, por lo que siendo muy estrictas con qué información envían.

Ante esta situación, muchos usuarios se alarman. Pero a la vista del funcionamiento expuesto anteriormente podemos concluir que a la NSA no le interesa realmente el contenido de los emails que un usuario envía, de sus videollamadas realizadas con amigos, o cualquier otra información que se intercambie. Es decir, siempre que internet no se utilice como medio para intercambiar información que pueda comprometer la seguridad de la nación el usuario no verá comprometida su privacidad en ningún momento.

Microsoft, por su parte, aprovecha para defenderse de la acusación de que comparte datos de sus usuarios:

Microsoft no ofrece a ningún gobierno acceso directo y sin restricciones a los datos de nuestros clientes. Microsoft solo ofrece los datos exigidos por una petición legal.

No se descarta que pueda haber más filtraciones, como las que sacaron a la luz todo el caso y sirvieron de detonante, realizadas por Edward Snowden.