¿Puede el LiFi sustituir al WiFi?

¿Puede el LiFi sustituir al WiFi?

La tecnología LiFi ha ganado popularidad y peso en los últimos meses como una alternativa al WiFi. En lugar de enviar datos a través de una señal radioeléctrica que se transmite por el aire, el LiFi los envía por medio de la luz de una bombilla LED. Las pruebas de laboratorio han conseguido reproducir conexiones de hasta 224 Gbps, miles de veces más rápido que el WiFi. Pero, ¿llegaremos realmente a ver estas luces de Internet instaladas en nuestra casa?

Hasta ahora el LiFi había estado restringido al ámbito académico, pero una startup de Estonia, Velmenni, ha logrado crear un prototipo comercial viable. Esta tecnología se basa en protocolos similares a los actuales, pero con algunas modificaciones adicionales para eliminar las interferencias y los efectos de la luz ambiental. Sin embargo, el Li-Fi no funciona al aire libre y bajo la influencia de la luz solar. ¿Puede un producto comercial de estas características transmitir datos en el mundo real?

El LiFi no sólo es un WiFi más veloz, tiene otras ventajas interesantes. Por ejemplo, esta tecnología no interfiere con las señales de radio y las aerolíneas creyeron ver una oportunidad para llevar Internet a los aviones. Sin embargo, una simple pared que no deja pasar la luz se convierte en un obstáculo insalvable para el LiFi. Esta limitación podría servir para crear un sistema más seguro, pero ni siquiera está clara cuál es la distancia mínima para recibir señal.

Tecnología LiFi en nuestros hogares.

Las bombillas LED que se utilizan para el LiFi no tienen un aspecto diferente. Los datos están codificados en pulsos de luz tan breves que son imperceptibles a simple vista. La idea de una casa iluminada completamente para transmitir los datos de un lugar a otro no parece descabellada, aunque, al final, no queda claro si será mayor la velocidad de Internet o la factura de la luz.

10 cosas que no sabías que podías hacer con un Fritz!Box

Seguramente haya un hueco en el mercado para el LiFi, pero no parece que el cambio de tecnología vaya a ser inmediato. Todavía hay muchos inconvenientes que sortear antes de que los usuarios empiecen a instalar este tipo de luces LED por toda su vivienda. Los fabricantes de routers pueden estar tranquilos, el WiFi no va a salir de nuestras vidas, al menos, en los próximos años

[Fuente:techcrunch]