Redes sociales, en guerra

Redes sociales, en guerra

Las redes sociales han llegado para quedarse. Y es que en muy poco tiempo han conseguido instalarse en nuestras vidas hasta convertirse en un herramienta de comunicación imprescindible en nuestro día a día.

Es innegable que son una manera muy rápida de estar conectados con el resto del mundo y de mantenernos informados de todo lo que ocurre, no sólo a nuestro alrededor, también en cualquier parte del mundo

Esta última característica precisamente es la que interesa más a los pesos pesados de este universo social, como Facebook, Twitter, Instagram o LinkedIn, quienes han puesto sus ojos en un nuevo mercado que transformará las redes sociales en una experiencia mucho más completa de lo que es actualmente.

Redes sociales en guerra

No en vano, dejarán de ser un simple vehículo de información personal para empezar a descubrirse en una valiosa herramienta de publicidad, que también ofrece multitud de aplicaciones a sus usuarios que les dará la posibilidad de utilizar las redes sociales de una manera distinta a como se estaba haciendo.

Ésto, sin duda, está dirigido a captar más usuarios y a fidelizarlos, por lo que los diversos nombres destacados de las redes sociales se han visto abocados a lan na guerra en lo que lo único que importa es hacerse con un nicho de mercado que permita explotar las diferentes posibilidades que tiene cada red social para acabar siendo parte de nuestro día a día.

Nuevas vías de comunicación

Una de las primeras redes sociales en unirse a esta guerra ha sido Twitter, que quiere aprovechar esta oportunidad para ganar nuevos miembros en su familia, por lo que ha decidido romper una de sus premisas iniciales y comenzar a mostrar tuits de personas a las que no se sigue.

las redes sociales en guerra 2

De momento, se trata de cuentas cuyo contenido está relacionado con el que se ha escogido de manera manual, pero deja una puerta abierta a la inclusión de publicidad, a intercalarla sin consulta previa a los usuarios.

Nuevos retos

Este tipo de cambios se consideran normales dentro del servicio, que también ha decidido convertir los tuits marcados como favoritos en retuits. Este nuevo panorama hará que Twitter, que ya supera los 400 millones de usuarios registrados, afronte retos como la conquista de nuevos mercados, el descubrimiento de contenido relevante y promover que sus usuarios sean más activos.

Y es que se calcula que sólo el 10% de las cuentas se actualizan en una misma semana. Tal vez por ello Twitter tenga entre sus planes de mejora el de transformarse en una plataforma global de vídeo al estilo de YouTube. 

De lo que no hay duda es que esta red social ha dejado de ser únicamente una ventana a la información para ser mucho más. 

Una experiencia más completa

Eso lo demuestra el hecho que sus usuarios la utilicen como libro de reclamaciones, tal y como apunta un estudio llevado a cabo por la empresa Amdocs, que señala que cuando los usuarios de Twitter no consiguen ser atendidos por teléfono para hacer oír sus quejas ante cualquier organismo o institución acaban dejando patente su malestar en la red.

El dato negativo es que el 64% de las organizaciones todavía no archiva las peticiones que se realizan a través de las redes sociales, lo que conlleva a que estas no sean atendidas nunca. Un punto al que seguramente las empresas empiecen a rectificar debido al imparable crecimiento que están experimentando las redes sociales.

Guerra en las redes sociales

Por su parte, LinkedIn ha centrado todos sus esfuerzos en mejorar las relaciones profesionales de sus más de 300 millones de usuarios a través de la aplicación Connected, que permitirá que estos puedan informarse de las novedades de los contactos de la red social e interactuar de forma más directa con ellos. Esta app estará disponible para iPhone e iPad y sustituirá a Contact. 

Su principal objetivo: mejorar la presencia su esta en los dispositivos móviles. 

Simplificación práctica

No en vano, gracias a ella los usuarios podrán recibir las notificaciones sobre las actualizaciones que añaden los contactos en su perfil en forma de tarjeta, lo que simplificará y facilitará el uso de la app.

Además, contará con la opción de “pre-meeting intelligence” (“inteligencia previa a una reunión”), una función que ofrecerá al usuario la posibilidad de de activar las notificaciones que quiera recordar antes de encontrarse con dicha persona, una vez haya sincronizado los contactos y el calendario con Connected.

Guerra en las redes sociales

Asimismo, Tuenti se apunta al carro de las novedades en redes sociales lanzando una nueva aplicación para llamar y enviar SMS sin gastar saldo. Esta aplicación la pueden descargar tanto los usuarios de Tuenti como los de cualquier otra operadora, aunque los primeros tienen más funcionalidades, como una agenda de contactos.

Una vez instalada permite a los usuarios hacer llamadas IP a teléfonos fijos y móviles o enviar SMS sin que el destinatario la tenga y sin coste. 

Se podrá acceder a la aplicación desde cualquier dispositivo que tenga acceso a Internet, por lo que no exclusiva para el teléfono y se puede entrar en ella desde el ordenador o desde una tableta. 

Pero junto a esta aplicación, Tuenti también ha presentado la posibilidad de contratar un plan de 1 GB con 200 minutos en llamadas de Voz Digital (sobre IP) por 13 euros y por 25 euros 2 GB y llamadas ilimitadas. Todas estas medidas están orientadas a captar más usuarios.

Más que un negocio

A este mismo movimiento también se ha unido la red social por excelencia, Facebook, que ahora ofrece a sus usuarios la opción de descargar toda la información que ha compartido en la plataforma, es decir, fotos, mensajes privados, publicaciones, números de clics en anuncios, listado de amigos… 

Guerra en las redes sociales

Seguridad e información

La supuesta colaboración de la red social con la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) de Estados Unidos ha levantado más de una ampolla y muchos de los usuarios han barajado la opción de borrar sus cuentas. Este es el principal motivo que ha llevado a los responsables de Facebook a desarrollar una herramienta que ofrezca la oportunidad de hacer sentir a sus usuarios más “seguros”.

Guerra en las redes sociales

También es una manera de descubrir qué tipo de información tiene esta red social de sus usuarios. Para realizar esta copia de seguridad es tan fácil como hacer clic en Configuración y seleccionar la opción Descargar una copia de tu información y luego a Descargar archivo. 

Publicidad rentable

Después de introducir la contraseña de la cuenta y activar el enlace, que recibiremos en un correo electrónico, se pondrá en marcha la descarga en un fichero comprimido en formato .ZIP. En él encontraremos dos carpetas, una en la que están todas las fotos y en la otra los demás datos en formato .html.

Pero esta no es la única novedad que incorporará Facebook a su red social, ya que permitirá a los anunciantes rastrear la actividad de los usuarios a través de los distintos dispositivos: smartphones, tablets y ordenadores.

Echa un vistazo a las 10 estafas más repetidas en Facebook

Esta nueva herramienta, llamada cross-device reporting, ofrecerá la posibilidad de conocer mejor cómo sus anuncios convierten a espectadores en clientes y cómo se mueven los usuarios entre dispositivos durante este proceso.

Gracias a la nueva herramienta que Facebook pone a disposición de los anunciantes, éstos serán capaces de reconocer en qué dispositivos ve la gente sus anuncios y en cuáles termina comprando sus productos. Ésto puede aportar información muy interesante a los anunciantes.

Contenido de calidad

YouTube, por su parte, quiere estar presente en los pensamientos de sus usuarios reforzando su apuesta por los contenidos de calidad y ofreciendo vídeos profesionales, por lo que ha comenzado a desarrollar una cuerdo con Hollywood.

Y es que Google quiere migrar la imagen de su plataforma de depósito de vídeos caseros a un lugar con contenido Premium, algo crucial para asegurarse publicidad mejor pagada. Pese a esto, YouTube sigue siendo la web de vídeos más popular, con más de 1.000 millones de visitantes únicos al mes.

Lo que está claro es que todas las redes sociales han fijado sus ojos en potenciar un mercado muy distinto al orientado a la comunicación entre personas. ¿Cuál será el futuro de las redes sociales?

Publicidad en las redes

El futuro de la publicidad está en los medios 2.0. De eso no hay ninguna duda, pero todavía se resisten los anunciantes a utilizar este tipo de soportes por miedo.

Sin embargo, las empresas cada vez invierten más dinero en publicitarse en las redes sociales, soportes como Facebook, Twitter o YouTube, tal y como demuestra una encuesta realizada por el banco RBC Capita Markets y la revista Ad Age.

Guerra en las Redes Sociales

Esto se debe a que los anunciantes esperan potenciar así la identificación del público con su marca a través de las redes y la posibilidad de dirigir tráfico a su web desde estas cuentas en las redes sociales. De momento, Facebook es la que lleva la voz cantante, pero Twitter le sigue muy de cerca.

El otro gran cambio que se está produciendo en el campo de la publicidad 2.0 es que el que tiene que ver con los soportes, puesto que los dispositivos móviles se están descubriendo como los más atractivos para los anunciantes.

Nuevos horizontes

Instragram se ha convertido en una plataforma para desarrollar la creatividad. Prueba de ello es el hecho que dos equipos se hayan puesto manos a la obra y hayan lanzado las primeras series producidas exclusivamente para esta red social: Artistically Challenged y Cambio de status.

Ambas ideadas, la primera grabada en Nueva York y la segunda en México, han podido llevarse a cabo debido a que el año pasado Instagram puso a disposición de sus usuarios la posibilidad de subir vídeos.

Tan sólo en las primeras 24 horas los usuarios colgaron cinco millones de fragmentos visuales de 15 segundos, el máximo permitido. Esto permitió que Artistically Challenged pusiera en marcha un experimento que se estrenó el pasado 1 de julio, y ya cuenta con más de 3.300 seguidores.

Guerra en las redes sociales

Su serie cuenta la historia de Nick (Jeremy Boros), un artista sin demasiada inspiración que acaba apropiándose de una obra que no es suya para conseguir hacerse un nombre. Ocho minutos de grabación repartidos en 32 capítulos ágiles, dan forma a esta serie que relata estereotipo tras estereotipo.

El argumento de Cambio de status gira en torno a Gino y Paloma, una pareja que se forma dentro de una oficina de creativos. Ella quiere que él cambie su estado de Facebook y Gino se resiste. Está formada por siete capítulos y dispone de cu atro finales diferentes. Acabó el pasado 20 de agosto con 3.839 seguidores en Instagram.