La "selfitis", el trastorno mental de hacerse selfies

Selfitis trastorno obsesivo compulsivo selfie

Llevamos unos meses en los que los selfies se han apoderado de las redes sociales, de hecho la palabra en sí fue elegida como palabra del 2013 por el Diccionario de Oxford.

Han creado moda y submodas, como los belfies, los selfies aftersex, los sellotape selfies, los selfies de bebés, los de perros, han causado arrestos e incluso ha habido muertes por conseguir el mejor selfie, siendo prueba gráfica de hasta dónde llega la estupidez humana.

Un fenómenos social como éste no podía tardar en ser estudiado por sicólogos, y han sido los de la Asociación Americana de Psiquiatría (APA), durante su junta anual, los que han confirmado oficialmente lo que mucha gente ha pensado durante todo este tiempo: tomar selfies llega a ser un trastorno mental.

El trastorno ha sido bautizado como selfitis, y lo definen como "el deseo obsesivo compulsivo de tomar fotos de uno mismo y publicarlas en los medios sociales como una forma de compensar la falta de autoestima y para llenar un vacío en la intimidad."

Según los sicólogos americanos existen tres niveles de clasificación del trastorno:

  • La selfitis borderline, que es cuando se toman fotos de uno mismo por lo menos tres veces al día, pero no se publican en las redes sociales 
  • La selfitis aguda, cuando se toman fotos de uno mismo por lo menos tres veces al día y se publica cada una de ellas en las redes sociales
  • Y la selfitis crónica, alcanzada cuando se siente un impulso incontrolable de tomar fotos de uno de uno mismo durante todo el día y de publicarlas en las redes sociales más de seis veces al día

Según la Asociación Americana de Psiquiatría, no existe una cura como tal para ésta enferdedad, el tratamiento es temporal y se trata de seguir una terapia cognitivo-conductual (TCC). 

Fuente: The Adobo Chronicles