Sensores en el cerebro: así sabe Dolby qué nos gusta ver

Sensores Dolby

Tras unas discretas puertas giratorias de cristal en Market Street en San Francisco se encuentra la sede de Dolby Laboratories, donde hemos conocido algunas de las tecnologías aplicadas a la imagen más apasionantes del mercado actual. 

Y es que Dolby está apostando muy fuerte por la mejora de la calidad de la imagen y el sonido. Su último gran avance se llama Dolby Visión, y consiste en implementar en los dispositivos una calidad de imagen muy cuidada, ya se trate de un panel OLED o de una pantalla IPS de smartphone.

Desde Dolby nos aseguran que para hacerlo han tenido que concebir los colores de cero, no pensando en el todo que se podía sacar hasta ahora, sino en el que querían sacar. Gracias a su colaboración con Netflix ya tienen más de 1000 horas de contenido Dolby Visión, y aseguran que el públic está empezando a darse cuenta. 

La idea es sencilla: desde el proceso de grabación a la reproducción en pantalla (pasando obviamente también por postproducción), Dolby se asegura de que los contenidos estén grabados, editados y reproducidos de forma que ofrezcan la mejor calidad posible. Y la prueba más palpable la encontramos en el LG G6

Este smartphone es el primero que incorpora el sello de Dolby Visión. Si bien es una apuesta arriesgada (la proporción 1:2 de la pantalla trastoca bastante el contenido audiovisual), no cabe la menor duda de que es un valor añadido. 

Desde la compañía nos aseguran que con Dolby Visión, estamos hablando de una gama de colores con los que el brillo no tiende al blanco, sino que se mantiene en un espectro más real. Conseguimos trasladar a más pantallas las sensaciones que hasta ahora estaban limitadas a los televisores de más calidad.

¿Qué es el HDR y por qué es tán importante?

Para Netflix, mejorar la calidad de su contenido en smartphone comenzaba a ser una prioridad. Y es que aunque en países como Estados Unidos o España la mayor parte de las series y películas se consumen en televisor, en el mercado asiático las pantallas móviles llevan la delantera por mucho, mucho margen. Visto así, la colaboración con Dolby conbra mucho sentido. 

Y es que ellos (Dolby) se toma muy en serio la calidad última de los contenidos. Hemos podido visitar algunos de sus laboratorios y zonas de pruebas, salas negras completamente aisladas del sonido del exterior en las que se realizaban todo tipo de experimentos, que en algunos casos podían parecer incluso un poco perturbadores. 

Pasa el ratón por encima de la imagen

Es el caso del laboratorio neurológico, en el que un hombre cubierto de sensores veía una y otra vez una escena de una película durante horas, mientras que un equipo de científicos controlaba sus ondas cerebrales, su pulso, su sudoración, su calor corporal... obteniendo todos los detalles y buscando patrones que les permitieran medir las emociones provocadas por el contenido que estaba viendo. 

El tour por las oficinas de Dolby finalizaba en su cine, una experiencia completamente recomendable y que resultaba ser el fruto de todos los esfuerzos que habíamos visto a lo largo del día. La demostración del llamado "3D sin gafas" resultaba sobrecogedora, augurando un futuro muy prometedor para el cine y las series que cuenten con este tipo de tecnología.