Telefónica, multada por sus compromisos de permanencia

Telefónica multa

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (la CNMC) ha multado a Telefónica, con 25,78 millones por sus los compromisos de permanencia. Según el organismo regulador, la operadora "ha limitado injustificadamentela capacidad de los clientes para cambiar de operador". Telefónica no cree que haya cometido un delito, así que ha anunciado a Europa Press que recurrirá la decisión ante la Audiencia Nacional. 

Además, Telefónica ha declarado estar convencida de que el recurso prosperará, ya que sus argumentos son "sólidos y acreditables". Además, consideran que la multa es discriminatoria, ya que no son la única empresa que hace contratos de permanencia similares, pero sí que son los únicos multados. 

Así puedes cancelar un contrato de movil a pesar de la permanencia

En la otra esquina, la CNMC ha explicado que los compromisos de permanencia  que están en los Contratos Premium Especial PYME, que llevan vigentes desde 2006, que están vinculados a ciertos descuentos sobre las tarifas finales, y que tenían una duración de 12, 18 o 24 meses. Según parece, la permanencia se prorrogaba automáticamente sin que los usuarios lo supieran. 

Además, las penalizaciones por romper las permanencias aumentaban cuanto más cerca estiviésemos de terminar el período contratado. Es más, según la CNMC, para dejar la permanencia sin efecto, las pymes debían avisar en Telefónica con un mes de antelación. Por ello, supone una infracción de la Ley de Defensa de la Competencia y del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE).

Las razones que da la CNMC ha tenido para multar a Telefónica es que los "compromisos de permanecia limita desproporcionadamente la capacidad de los clientes para cambiar de compañía telefónica". Concretamente en este sector, la empresa tiene una cuota de mercado más amplia y más estable que el resto de sus competidores. 

Además, este peso aumenta en función del tamaño de la corporación. Para fijar la sanción la CNMC ha tenido en cuenta la dimensión del mercado afectado, la cuota de mercado de Telefónica y el alcance y la duración de la infracción, los efectos sobre los consumidores y otros operadores y los beneficios ilegales que se han obtenido. 

"Si las prácticas ahora sancionadas son restrictivas lo serán para todos. Lo contrario es evidentemente discriminatorio" ha asegurado Telefónica.