Teletransportan información cuántica en redes de fibra óptica

teletransporte cuántico

Los científicos ya saben desde hace un tiempo que el teletransporte cuántico es posible. Por si no conoces este concepto, la teleportación cuántica no es como la vemos en Star Trek, sino que hace referencia a dos partículas que comparten un único estado aunque se encuentran separadas en el espacio. Es decir, no se efectúa un envío instantáneo de un objeto a través del espacio, sino que se transfiere el estado de las particulas desde un sitio a otro. 

Ahora, dos equipos de investigación independientes han conseguido realizar una transferencia remota de información cuántica codificada en partículas de luz, recorriendo una distancia de varios kilómetros de redes de fibra óptica. Los estudios han sido publicados en la revista Nature Photonics y se han llevado a cabo en las ciudades de Calgary (Canadá) y Hefei (China). 

Ambos equipos han podido demostrar que el teletransporte cuántico a través de redes metropolitanas es técnicamente factible y allana el camino para las tecnologías y las telecomunicaciones en el futuro, como la Internet cuántica. Y es que, gracias a la teleportación de partículas de luz, la información no correría el riesgo de ser interceptada o hackeada, lo que daría paso a una red mucho más segura. 

Sin embargo, el teletransporte cuántico en largas distancias presenta un desafío tecnológico, puesto que es necesario que dos fuentes de luz independientes emitan un haz de luz indistinguible después de haber viajado por varios kilómetros de fibra. 

¿Qué es la computación cuántica?

Los científicos de China resolvieron este desafío utilizando la luz en la longitud de onda de las telecomunicaciones, lo que permite reducir al mínimo la velocidad en la que la luz de la señal pierde intensidad en la fibra. La información recorrió 12,5 km en su experimento de teleportación.

10 cosas que no sabías que podías hacer con un Fritz!Box

Por otra parte, los investigadores canadienses emplearon fotones en una longitud de onda de comunicaciones, y además en una longitud de 795 nanómetros, lo que hizo posible conseguir una velocidad de teletransporte cuántico más rápida. Fueron capaces de recorrer 6,2 km y pudieron enviar 17 fotones por minuto, de forma que el volumen de información no fue muy elevado.

Todavía queda mucho camino por recorrer, pero estos dos estudios suponen un avance que hace que el teletransporte cuántico esté más cerca de llegar a nuestra vida diaria. 

[Fuente: SINC]