Thomson Reuters, víctima del Ejercito Electrónico Sirio

Ejercito Electrónico Sirio

El Ejercito Electrónico Sirio ha vuelto a hacer de las suyas: esta vez ha elegido atacar la cuenta oficial en Twitter del servicio de noticias de Tomson Reuters. Durante el ataque, que se prolongó por una media hora en la tarde del lunes, se publicaron una serie de caricaturas políticas que respaldaban al presidente del gobierno Bashar Al-Asad. Al final de la intrusión, el grupo anónimo envió un tweet que decía simplemente "Siempre Ejercito Electrónico Sirio @OfficialSEA_12".

La cuenta oficial de los ciberpiratas se encuentra suspendida en estos momentos, y por lo tanto no es posible verificar o desmentir la información. Diversos informes de noticias aseguran que el grupo de hackers leales al gobierno no se adjudicó la responsabilidad por el ataque, ya que dicha información no se encontraba disponible en su feed de actividad reciente. 

Por su parte, representantes del servicio financiero y de noticias confirmaron que habían sido víctimas de un ataque en horas de la tarde. Agregaron que los tweets enviados no hacían parte de ninguna fuente oficial de Reuters y que toda la información había sido puesta a disposición de las autoridades para su investigación. 

El grupo de piratas fue noticia reciente por el ataque perpetrado contra la app de mensajería instantánea y llamadas de origen israelí Viber. A través del ataque, se filtraron algunos datos personales de los usuarios del servicio entre los que se encontraban números de teléfono, números únicos de identificación de usuario y país de origen. La compañía minimizó el ataque, diciendo que los piratas habían ingresado a bases de datos menores y por lo tanto la seguridad de los usuarios no se encontraba comprometida en lo absoluto. 

Otros cuentas oficiales que han sido víctimas de los piratas sirios incluyen el servicio de noticias de la BBC, el portal de noticias satíricas The Onion y el servicio de noticias de Associated Press. Este último ataque fue el más serio, ya que un mensaje que anunciaba la explosión de una bomba en la Casa Blanca y las heridas causadas al presidente Barack Obama creó un colapso en la red y le costó al servicio de noticias una gran parte de sus seguidores y una fuerte caida en la bolsa de valores norteamericana. 

Con este ataque, y la noticia reciente de los abusos verbales a los que fueron sometidas dos mujeres inglesas en la red social, Twitter se enfrenta a problemas en cuanto a los contenidos que pueden ser publicados en su web y las intrusiones en la seguridad de algunas cuentas reconocidas.

El sitio de microblogging trabaja conjuntamente con las compañías para minimizar la posibilidad de ataques, pero si no hay claridad acerca de la forma en que se llevan a cabo los mismos, será muy difícil tener lista una respuesta para confrontarlos: a esta labor se dedicaban hackers white hat como Barnaby Jack, una pérdida irremplazable en el campo de la seguridad informática.