Tim Berners-Lee, preocupado por la privacidad online

Tim Berners-Lee defiende la privacidad online de los internautas

Cuando en 1989, Tim Berners-Lee realizó el primer envío de datos desde un servidor a un usuario por medio del protocolo HTTP, creando la primera página web, seguramente no imaginó las consecuencias que este nuevo avance tecnológico tendrían en nuestras sociedad, apenas 25 años después. En una entrevista al Finantial Times, el popular científico británico se muestra profundamente preocupado por las intromisiones en la privacidad online que los gobiernos y las empresas llevan a cabo sin que los propios afectados lo sepan.

La polémica arranca con el descubrimiento, por parte de la prensa estadounidense, del Proyecto PRISM, una iniciativa del gobierno americano, nacida durante el mandato de George W.Bush, que permite a la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) espiar las comunicaciones de los internautas, supuestamente con el conocimiento de las grandes empresas de la Red, como Google o Facebook. Sus máximos dirigentes han negado cualquier implicación en violaciones de la privacidad online.

Tim Berners-Lee ha asegurado en varias entrevistas a medios británicos y en las convenciones en las que participa, que cualquier intromisión de los gobiernos en la vida privada de los usuarios de Internet representa una destrucción de los derechos humanos y un atentado a los pilares más sagrados de la democracia. Tras conocerse la existencia del Proyecto PRISM, el propio presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha defendido el rastreo de las comunicaciones sin espiar su contenido para luchar contra el terrorismo, argumentando que "no se puede tener 100% privacidad y 100% seguridad".

Cada vez más voces influyentes muestran su preocupacion por la relajación de los límites de los derechos de los ciudadanos, utilizando un término tan intangible como el terrorismo para justificar cada vez más intromisiones en la privacidad online de los usuarios de Internet.