Twitter entra al mercado bursátil, aunque confidencialmente

Bolsa de Valores

Twitter anunció esta semana su entrada al mercado bursátil, a la par que otras compañías tecnológicas como Facebook y LinkedIn, a través de su medio oficial de comunicación: 140 caractéres o menos. Con la emisión de su IPO o Oferta Pública de Venta, se ponen a la venta pública activos financieros de una empresa o sociedad. La entrada de la compañía norteamericana a la bolsa de valores sin embargo, se hizo de forma confidencial. ¿Porqué?

Con la entrada en vigor en el 2012 de la ley JOBS de Estados Unidos (Jumpstart Our Business Startups), aquellas compañías cuyas ventas no lleguen al billón o mil millones de dólares podrán iniciar el proceso para registrarse en la bolsa de forma confidencial. La compañía, utilizada por un estimado de 400 millones de usuarios -algunos menos nocivos que otros-, había postpuesto su entrada en el mercado bursátil durante algunos años, cosa que no hicieron otras compañías como Facebook o LinkedIn. 

Facebook tiene un valor en la bolsa de 108 billones de dólares mientras que LinkedIn registra un valor en el mercado público de 32 billones de dólares. 

Registrarse de forma confidencial en el mercado le da una serie de ventajas a Twitter frente a sus competidores: por una parte, la escritura de todos los términos legales se puede hacer con más tranquilidad y se pueden cometer errores por fuera del escrutinio público. Al momento de entregar la versión oficial, se esperaría que la misma ya estuviera lista para su presentación y las correcciones que se debiesen hacer al documento serían mínimas o inexistentes. 

Por otra parte, mantener el proceso de entrada a la bolsa como confidencial permite que la información sustancial de la compañía como sus clientes, ganacias y usuarios se mantenga fuera del ojo público. Twitter, según expertos, tiene información en sus manos que le gustaría mantener lejos de la vista de su competencia por algunos meses más. ¿Es posible que se trate de un intento por salvaguardar la información de un proyecto similar a PRISM?

No es seguro, pero lo que si es claro es que con la entrada al dominio público de la compañía que registra mensajes muy variados día a día es que se conoceran por fin el valor real de la misma. Algunos estiman que la cifra está cercana a los 11 billones de dólares, mientras que otros apuestan a un valor un poco más modesto, de 9 billones de dólares. 

Ahora, el desafío para la compañía es encontrar estrategias que le permitan generar más ingresos. Un ejemplo de esto sería introducir anuncios publicitarios en su sistema, mientras que otro sería introducir ventanas de chat para que usuarios puedan charlar en tiempo real sobre series de televisión, entre otros contenidos.

Fuentes: CNET, The Guardian