La UE eliminará las restricciones geográficas de Netflix y Spotify

La UE eliminará las restricciones geográficas de Netflix y Spotify

La Unión Europea se está poniendo al día en materia digital. Si hace unos meses aprobaron la eliminación del roaming, ahora pactará con Netflix, Spotify y otros servicios de streaming romper las barreras geográficas en cualquier territorio europeo. Una vez refrendado este pacto, permitirá a los clientes de estas compañías disfrutar de sus contenidos a través del móvil, tablet u ordenador a pesar de que se encuentren de forma temporal en otro país de la UE.

Es decir, si tienes contratado Netflix España, podrás verlo en Francia o Portugal sin ningún problema. Eso sí, habrá matices. Y es que las nuevas medidas que propone la UE para disfrutar de servicios de streaming en otros países sólo servirán para periodos temporales fuera del país de residencia por estancias limitadas, pero no proponen ninguna limitación concreta de días.

Además, seguirán avalando el bloqueo geográfico de suscripción a servicios de otros países europeos para evitar una fuga de usuarios hacia los Estados miembros donde los precios sean más económicos. Las encargadas de llevar este control serán las propias empresas.

Esto choca directamente con estrategias establecidas por algunas organizaciones. Es el caso de Steam, que cuenta con varias tarifas en función del país en el que residas. Así, hay juegos más baratos en comparación con el país galo, pero también otros más caros, como el Counter Strike. La comisaria europea de la Competencia, Margrethe Vestager, ya comunicó hace unos meses que esto viola uno de los principios europeos: el mercado único. Por esa razón, Steam tendría que unificar sus precios en todo el mercado europeo.

El nuevo canon digital se incluirá en soportes de grabación

Pero no todo iban a ser críticas positivas. Entre los detractores de esta medida que pretende eliminar las barreras geográficas en servicios de streaming se encuentran las asociaciones de derechos de autor, que aseguran que estas limitaciones les permiten seguir con más facilidad el consumo de sus clientes. El acuerdo aún debe ser ratificado en una votación en la Eurocámara, así como por el Consejo, y, si todo sigue adelante, se prevé que entre en vigor este mismo año.

Artículo publicado en TICbeat