La web de la NSA, caída. ¿Comienza la ciberguerra?

La web de la NSA caida. ¿Comienza la ciberguerra?

Durante casi 24 horas, la página web de la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos (NSA), ha permanecido cerrada, tal como cuentan en The Huffington Post.

Como es lógico, esto ha dado lugar a todo tipo de especulaciones. ¿Un ataque hacker? ¿Un fallo del sistema?

La NSA ha estado envuelta en los últimos meses en una cadena de escándalos relacionados con el espionaje masivo de conversaciones telefónicas, emails y otros datos personales, a buena parte de los usuarios de Internet. Incluyendo el presidente de México. Esta misma semana, nuevos papeles desvelados por Edward Snowden indican que durante años supuestamente pincharon el smartphone de la presidenta de Alemania, Angela Merkel, y hay sospechas de un supuesto espionaje a Zapatero o Rajoy.

Como hemos comentado, ayer viernes la web oficial de la NSA dejó de estar operativa. A los pocos minutos, cuentas de Twitter asociadas al grupo de hackers Anonymous insinuaban que podrían estar detrás de esta denegación de acceso:

¿Hackers atacan la NSA?

Otros grupos, como Rustle League, también se atribuyeron el mérito:

NSA atacada

Sin embargo, ayer viernes por la noche, la Asociaciones de Prensa americana sacó un comunicado oficial de la NSA en donde afirma que "la causa del problema es un error interno del sistema. La NSA niega un ataque hacker. El problema se resolverá el viernes por la noche".

Pero en el momento de escribir esta noticia, a mediodía del sábado (hora española), la web oficial de la NSA seguía caída.

¿Es realmente un ataque hacker, o un fallo del sistema?

Lo cierto es que, ahora que se conoce el inmenso poder de la NSA en Internet, cualquier ataque hacker a su web sería visto como una demostración de fuerza y prestigio por cualquier grupo hacker. Pero, al mismo tiempo, es también uno de los retos más difíciles y peligrosos.

Posiblemente no sabremos lo que ha pasado, pero la posibilidad de que esto sea el inicio de una ciberguerra entre la NSA y otras agencias gubernamentales, y grupos hackers que defienden los derechos de los ciudadanos y las libertades individuales, es un escenario que no se puede descartar.