Adiós a la sal: este tenedor simula su sabor con electricidad

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
tenedor electrico hipertension

El consumo excesivo de sal es perjudicial para la salud, pero al eliminarla de los alimentos éstos pierden su sabor y nos resultan insípidos. Para resolver este problema y llevar una dieta más saludable, un equipo de investigadores de la Universidad de Tokio ha desarrollado un tenedor que puede hacer que la lengua perciba sabores salados a través de impulsos eléctricos. 

Integra una tecnología que permite percibir el sabor salado y también el amargo a través de la estimulación eléctrica. El dispositivo está compuesto por el tenedor propiamente dicho, una batería recargable que se encuentra alojada en el mango y un circuito eléctrico que se pone en marcha con un botón. 

Su funcionamiento es muy sencillo: al introducir el tenedor en la boca, el comensal presiona el botón que integra el dispositivo y se activa un impulso eléctrico. Cuando los iones de sodio cargados entran en contacto con la lengua se transmite un mensaje al cerebro con el sabor salado.

El nivel de salinidad depende de los hábitos alimenticios o de la edad, entre otros factores. Por este motivo, los científicos han diseñado un sistema de tres niveles de intensidad para que se pueda ajustar a las necesidades de cada persona. Eso sí, sus desarrolladores advierten que en el nivel más alto se corre el riesgo de percibir también el sabor metálico del aparato. 

Aromafork, el tenedor que cambia el sabor de la comida

El prototipo de tenedor ha sido desarrollado para aquellas personas a las que el médico les ha recomendado que sigan una dieta sin sal o con bajos niveles, por ejemplo a los pacientes con hipertensión. Este trastorno puede ocasionar daños en las paredes de los vasos sanguíneos y es en muchas ocasiones responsable de enfermedades cardiovasculares. La reducción de ingesta de sal ayuda a mantener la tensión baja. 

El prototipo de tenedor eléctrico saborizante tiene un precio de alrededor de 2.000 yens (unos 15 euros). 

[Fuente: Digital Trends]