Adolescente muere al caer al vacío haciéndose un selfie extremo

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
Adolescente de 17 años muere al caer al vacío haciéndose un selfie extremo

Otra joven vida desperdiciada por una moda absurda y el ansia de exhibicionismo que promocionan las redes sociales y los reality shows televisivos.

Andrey R. un joven ruso de tan sólo 17 años, ha fallecido tras caerse desde un tejado con una altura de nueve pisos, mientras intentaba hacerse un selfie extremo.

El adolescente había decidido subirse a un tejado de su ciudad natal Vologda, situada a unos 450 kilometros de Moscu, para colgarse usando unas cuerdas y un arnés y simular que se estaba haciendo un selfie mientras se caía. Trágicamente, la simulación se convirtió en realidad: mientras se descolgaba por el tejado la cuerda se rompió y Andrey cayó al vacío desde una altura de 9 metros. La caída le partió la espalda y aunque los servicios sanitarios acudieron rápidamente e intentaron salvarle la vida en un operación de urgencia, falleció a las dos horas.

No era la primera vez que Andrey R. tentaba al destino para forzar una autofoto peligrosa con la que presumir en las redes sociales. Bajo el seudónimo de drewsssik, el adolescente colgaba fotos extremas en su cuenta de Instagram, en donde se le puede ver encaramado en todo tipo de lugares peligrosos:

Adolescente muerte por selfie extremo

Adolescente muerte por selfie extremo

Los siete mejores palos para selfies

Sus amigos ya le había avisado de que dejase de hacerse este tipo de fotos, pero Andrey seguía obsesionado con ir un poco más allá:

Adolescente muerte por selfie extremo

La trágica muerte de Andrey R se suma a la fría estadística que asegura que en 2015 ya han fallecido más personas haciéndose un selfie que las muertes provocadas por los tiburones. Hasta la fecha han muerto 12 personas en 2015 durante una autofoto. La mayoría por caídas desde una escalera o desde grandes alturas, pero también al ser atropelladas por un vehículo, porque mientras te haces un selfie no calculas bien las distancias.

¿Hasta cuándo vamos a seguir engordando esta nefasta estadística?

[FuenteTechworm]