Amazon Echo podría desplazar al iPhone como el gadget a tener

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
Amazon Echo rebosa de promesa

Muchas de las empresas de tecnología más grandes del mundo han pasado los últimos cinco años buscando en vano el Santo Grial, un dispositivo para suceder al smartphone como el próximo gadget a tener.

Se han hecho los relojes digitales y rastreadores de fitness, todo tipo de gafas y cascos computarizados, y más chismes para conectar al televisor que programas a ver en él. Sin embargo, por el momento, el candidato más prometedor para el Próximo Gran Gadget no está fabricado por Apple, Google, Facebook o Microsoft.

Se trata del Echo, un equipo del hogar sin pantalla y controlado por voz fabricado por Amazon, una empresa cuya última gran incursión en la electrónica de consumo, el Fire Phone, fue un fracaso humillante.

De acuerdo con The New York Times, el Echo parece haber sido equipado con bastantes mejoras desde su lanzamiento hace un año para convertirse en algo útil, en lugar de otro cacharro más.

Una de las cosas más interesantes del Echo es que parece haber salido de la nada. No es mucho que ver, e incluso la descripción de su utilidad es difícil: un dispositivo pequeño, estacionario que se establece en algún lugar de su casa, que se le invoca llamando a "Alexa" y que realiza una variedad de tareas, desde la reproducción de música, la lectura de las noticias y el tiempo, gestionar una lista de compras, cosas que desde ya se pueden hacer desde el teléfono.

Sin embargo, The New York Times señaló que el Echo tiene una manera de colarse en nuestras rutinas. Cuando Alexa reordena las palomitas de maíz por ti, o llama a un coche de Uber para ti, cuando tus hijos empiezan a pedir a Alexa que añada paletas de hielo a la lista de la compra, empiezas a desear que casi todo lo demás en la vida fuera compatible con Alexa también.

Los altavoces Amazon Echo ya pueden leerte libros de Kindle.

Mientras que Amazon no ha dado a conocer cifras oficiales de ventas de sus dispositivos, los consumidores parecen estar satisfechos con el Echo. De hecho, en el sitio web de Amazon, el dispositivo tiene un promedio de 4.4 de 5 estrellas de más de 33.000 comentarios.

Tomando en cuenta cómo son los usuarios regulares de Amazon, esto es algo inaudito.

Aún así, sería prudente para Amazon pisar el acelerador. Mientras que el Echo actualmente no tiene competidores directos, algunos pueden estar surgiendo.

Entre ellos se encuentra SoundHound, una start-up que ha estado trabajando en el reconocimiento de voz durante más de una década, que ahora está ofreciendo sus servicios a los fabricantes de hardware. En el próximo año, según la compañía, una gran cantidad de aparatos estarán usando el software de SoundHound para hablar con los usuarios.

El Echo tiene un precio de venta de 180 dólares, y Amazon recientemente lanzó dos nuevas versiones: una versión portátil y otra que se puede conectar a un altavoz existente.