Así es como luce Londres a los ojos de un coche autónomo

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
Así es como luce Londres a los ojos de un coche autónomo

En el momento en el que la ciencia avanza y se abren nuevas y vertiginosas vías tecnológicas, ocurre también un fenómeno que a veces pasa desapercibido, como es el arte.

La llegada de los coches autónomos abrieron una nueva veda en el reconocimiento del entorno, algo imprescindible si queremos asegurarnos de que tengan un funcionamiento óptimo.

Matthew Shaw y William Trossell, dos apasionados del escaneo 3D desde que se conocieron en la facultad de arquitectura, investigaron durante años cómo los escáneres láser perciben el entorno, incluyendo las dificultades que tiene una tecnología así en ciudades complejas.

En 2010 crearon Project Scanlab, un pequeño estudio de diseño de Londres para mejorar estos sistemas, interpretarlos y darles forma, sobre todo en lo relacionado a la recogida de información en condiciones de los coches autónomos, en cuanto a climáticas desfavorables como bancos de niebla o llovizna.

Comenzaron a investigar Lidar, (acrónimo de la unión de light radar) el complejo sistema de reconocimiento del entorno que montan coches autónomos de empresas como Google y BMW, formado por infinidad de sensores que obtienen grandes cantidades de información de todo cuanto acontece alrededor del vehículo.

El pequeño equipo de diseño Scanlab decidió hacer de la ciudad de Londres un pequeño gran lienzo y que fuera Lidar las brochas con las que pintar la ciudad de una manera que no habíamos visto nunca.

Y el resultado son las imágenes que vemos a continuación, una mezcla de trazos imperfectos y colores sobre un fondo negro que nos muestran la cara más oculta de la ciudad y en donde se ven claramente elementos como los típicos autobuses de dos plantas o el Big Ben.

Con esto no sólo querían hacer una obra artística, sino que realmente el propósito era que los humanos entendiéramos qué y cómo ven los coches autónomos el entorno en el que se desenvuelven.

Policía de Mountain View detiene al coche autónomo de Google

De esta manera se descubrieron importantes hallazgos como la dificultad de diferenciar entre peatones parados y en movimiento y de esta manera establecer tareas de ejecución en situaciones complejas.

Pero lejos de intentar entender qué contienen todas esas cifras y números, sobre todo nos veamos con ese curioso retrato de la ciudad de Londres.

[Fuente: New York Times]