Así ha quedado el Caribe: antes y después del Huracán Irma

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
Las islas del Caribe, antes y después del Huracán Irma.

Un huracán de Categoría 5 es ciertamente lo suficientemente fuerte como para sembrar la destrucción allá por donde pase. No obstante, la capacidad del Huracán Irma para cambiar el paisaje ha sorprendido a propios y extraños, sin duda por la desvastación que ha causado en buena parte del Mar Caribe.

Según unas imágenes satélites publicadas por la propia NASA, el Huracán Irma ha sido tan fuerte que incluso ha cambiado de color algunas islas del Caribe. Vistos desde el espacio, paisajes que antes eran verdes ahora son completamente marrones; es la consecuencia de los vientos de hasta 270 km/h que han logrado arrancar árboles y vegetación.

El manto verde que antes cubría algunas islas paradisíacas ya no existe. En otros casos, los más afortunados, lo que ha ocurrido es que los fuertes vientos han arrancado las hojas a los árboles. Es un mal fácilmente reparable por la propia naturaleza, a diferencia de la destrucción de estructuras y casas construidas por el ser humano.

Las imágenes no dejan lugar a la duda sobre la devastación del mayor huracán registrado en el Atlántico. A Irma le han acompañado dos huracanes adicionales formados en su entorno, además de un catastrófico terremoto en México.

Estos son los motivos por los que debes creer que el cambio climático es real

Pese a lo excepcional de la conjunción, no hay que caer en el error de culpar al cambio climático de todos estos problemas. Para empezar, el ser humano no tiene la capacidad de desplazar las placas tectónicas y provocar terremotos. Tampoco hay evidencia que demuestre que el número de huracanes de Categoría 4 y 5 haya aumentado en los últimos 100 años.

Como cada año, una vez que la temporada de huracanes toque a su fin en el Caribe, tocará reconstruir los destrozos ocasionados. Mucho deben aprender las autoridades y ciudadanos antes de enfrentarse de nuevo a las amenazas similares que sin duda llegarán.