Así se llaman los nuevos elementos de la tabla periódica

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
Así se llaman los nuevos elementos de la tabla periódica

Hace varios meses se conocía la incorporación de cuatro nuevos elementos a la tabla periódica, el compendio estandarizado de los químicos existentes. Sin embargo, se les asignó un nombre provisional, corregido ahora por cuatro definitivos: Nihonium, Moscovium, Tennessine y Oganesson son los cuatro elegidos para aparecer desde ya en la tabla periódica de los elementos.

Los nombres de estos recién llegados han sido elegidos en función de varios criterios, entre los que están la nacionalidad los descubridores. Por ejemplo, Nihonium y Moscovium hacen honor a “nipón” o a la capital de Rusia, en clara referencia a los químicos japoneses y rusos que han tomado parte en el hallazgo. Pasan a enriquecer la tabla periódica de los elementos con nuevos y originales nombres.

Los dos restantes, como son el Tenessine y Oganesson, honran al estado de Tennessee (EEUU) y a Yuri Oganessian, un científico ruso. Es relativamente habitual que se elijan estos tipos de nombres para los elementos, usados para homenajear a algún personaje importante o a algún lugar geográfico especialmente comprometido con la física y química.

La IUPAC, organización encargada de velar por los estándares mundiales en materia de química aplicada, es quien ha confirmado los nombres propuestos para los nuevos elementos.

Cinco maneras de dormir mejor según la ciencia

El aspecto de la nueva tabla periódica es ligeramente distinto, ya que de los cuatro nuevos elementos, tres de sus símbolos no empiezan por Uus, el más común hasta ahora. Los elementos 113, 115, 117 y 118, desde ahora conocidos como Nihonium, Moscovium, Tenessine y Oganesson, estarán localizados en la séptima final, zona inferior derecha del cuadro superior de la tabla.

Las novedades científicas suelen producirse en campos alejados de la tabla periódica. Sin embargo la química y la física son parcelas del saber que siguen estando muy de moda a nivel mundial, y la prueba de ello son las complicaciones encontradas para acceder a estudios superiores de física, debido a la dificultad de la materia y a la competencia.

[Fuente: IUPAC]