Así nos permiten los smartwatch controlar nuestros coches

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
smartwatch controlar coche

En el evento Samsung Forum que celebró la compañía coreana la pasada semana en Montecarlo se nos mostraron todas las posibilidades de su Samsung Galaxy Gear, también aquellas referidas al control de nuestro coche con el smartwatch.

Entre ellas, este smartwatch que la compañía lanzaba a finales de 2013 destacaba por ser capaz de controlar algunas de las funciones de dos de los modelos de coche BMW, el i3 y el i8. Ambos dos coches son eléctricos y el segundo destaca por ser un deportivo realmente potente.

Algunas opciones de nuestro coche que podemos controlar desde nuestro smartwatch son las siguientes. La temperatura se puede regular, de manera que podamos hacer que nuestro coche tenga la temperatura ideal para el momento en que subamos a éste. Imagina un frío día de invierno en que tu coche te espera con unos cálidos 25 grados.

Otros parámetros como la cantidad de carburante de que disponemos o cuánto podremos circular con nuestro coche hasta el próximo respostaje, también podemos revisarlos en nuestro smartwatch.

Conócelos: Los 7+1 smartwatches de 2014

Abrir las puertas y cerrarlas desde la muñeca también es posible, así como regular la iluminación que queremos en el interior del coche.

Pero BMW no es la única firma que quiere apostar por el control de los automóviles desde la muñeca. Compañías como Tesla también están apostando muy fuerte por algo que, sin duda, acabará siendo tendencia.

Pero esto puede ir mucho más allá. BMW anunciaba que presentará un coche que se podrá aparcar de manera totalmente autónoma, simplemente con nuestro reloj inteligente. De hecho, BMW ya hizo una prueba en el recinto del CES 2015 en que con el uso de un smartwatch el BMW i3 aparcaba sólo. Y así es, esto ya es una realidad.

Y una compañía que tendrá la suerte de disponer su propio reloj inteligente LG será Audi. Sería el complemento perfecto del modelo Audi Prologue.

Parece ser que en algún momento podremos decir a nuestro coche, mediante comandos de voz: "sal del garaje y recógeme".

Sorprendente, ¿no crees?