Atención Iruña, drones y GoPro son ilegales en San Fermín

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
san fermin GoPro

Para ser justos, lo cierto es que las multas comenzaron ya el año pasado, con un turista escocés que decidió ponerse a grabar todo el invento con su dron. Aquello acabó en multa, y parece ser que ejemplificante, ya que las autoridades han decidido comenzar el festival avisando a los asistente de las normas del juego. Para empezar, obviamente nada de drones en San Fermín.

Ya visteis lo que le hicieron a la mano de Enrique Iglesias, así que imaginad lo que podrían hacer si en lugar de una persona sola en un escenario hablamos de cientos corriendo a toda prisa, perseguidos por toros. Una mala combinación. 

Atención a los drones: no son tan caros como pensáis

Así que nada de drones en San Fermín según la Ordenanza municipal del Encierro. Y más vale que la gente se tome en serio lo de "prohibido sobrevolar con cualquier aparato el espacio del Encierro", porque las multas podrían llegar a los 6.000 euros. Para que luego digan que tener un dron sale barato. 

Y los drones no son lo único prohibido. San Fermín es una fiesta de acción, que se presta a las cámaras de acción. Sin embargo, salvo que consigamos una autorización previa, tendremos prohibido utilizar una GoPro en San Fermín, una cámara Re o cualquier aparato para grabar el recorrido que se está corriendo dentro del espacio vallado.

Como en el caso de los drones, las multas comenzaron hace tiempo. Por supuesto, todo esto tiene un lado positivo: no habrá ningún corredor poco agudo tratando de superar el recorrido con un palo selfie

Si queréis consultar las ordenanzas para estar seguros de lo que podéis hacer y lo que no, os dejamos el enlace aquí. Sin embargo, os lo resumimos: nada de hacer fotos, vídeos o grabaciones sin estar previamente autorizaciones.

Por supuesto, conseguir una acreditación es bastante complicado, sobre todo si no sois periodistas autorizados. Tened en cuenta que hay medios de todo el mundo queriendo cubrir la fiesta, y las calles de Pamplona, (al menos las del casco viejo donde tienen lugar los sanfermines) no son especialmente amplias.