Las bombillas incandescentes están prohibidas desde 2012

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
Bombilla incandescente

Desde el 1 de septiembre del año 2012 la Unión Europea prohibió la fabricación de bombillas incandescentes. Es posible que todavía encuentras alguna en las tiendas es porque está permitida su venta hasta que se acaben las existencias que, a estas alturas, serán pocas.

De esta forma se puso fin a uno de los inventos más útiles del siglo XIX, en favor de alternativas más eficientes y ecológicas como las lámparas halógenas y LED.

La bombilla incandescente es un invento atribuido a Thomas Edison, que registró el patente en Estados Unidos en 1880. Aunque antes de él otros ya habían realizado avances en este sentido.

Figuran patentes de este invento en Alemania (1855) y Rusia (1874). Y el físico y químico Joseph Wilson Swan registró la patente británica dos años antes que Edison.

Fue en este último en quien Edison se fijó para perfeccionar el invento y con quien montó una compañía para su comercialización: Edison & Swan United Electric Light Company.

¿Sabías que Nikola Tesla nació durante una tormenta eléctrica?

Su bajo precio y su tono cálido hicieron de la lámpara incandescente la preferida para dar luz a los hogares de todo el mundo. Y eso que su vida útil se estimaba en tan sólo 1.000 horas. Un límite que rebasan las bombillas alógenas y LED, con una excepción.

Increíblemente hay una bombilla incandescente que lleva encendida desde 1901. Está en el parque de bomberos de la localidad de Livermore, en California. Y aunque da una luz débil, de momento no se apaga.