5 usos domésticos de la impresión 3D

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
cerradura impresa en 3D

La impresión 3D es una de las grandes revoluciones tecnológicas del siglo XXI y, quizás, una de las que mayor impacto va a tener en todas las capas de la sociedad. No en vano, la medicina ya se ha rendido a las posibilidades de la impresión 3D (fabricación de prótesis a medida, creación de órganos de entrenamiento, etc.), al igual que lo ha hecho el mundo industrial (altísima personalización de los productos sin encarecer el coste) e, incluso, el espacio (donde la NASA quiere usar la impresión 3D para producir alimentos como pizzas).

Pero la magia de poder crear cualquier objeto en tres dimensiones, al instante y a partir de unos sencillos planos descargables de Internet, no es exclusiva del mundo profesional. Y es que, cada vez son más los fabricantes que han lanzado modelos de impresoras 3D específicamente pensados para el usuario doméstico. Son dispositivos de menor precio, que suelen funcionar con PLA, un material biodegradable que no incluye derivados del petróleo, (a diferencia de sus homólogos industriales que pueden usar también metales o alimentos) y que nos permiten fabricar nuestros pequeños objetos tridimensionales con una calidad excepcional.

De hecho, gran parte de los objetos que nos rodean en nuestro día a día pueden ser ya reproducidos con una impresora 3D doméstica. "La impresión 3D está entrando en el hogar como herramienta educativa, creativa y de ocio: es el primer paso para que el público se familiarice con esta tecnología y las posibilidades que ofrece. En pocos años, cuando exista una red de impresoras 3D domésticas, la impresión de piezas funcionales en casa será el salto a natural tanto para fabricantes como consumidores", explica Jon Goitia, Director Técnico de Productos 3D en BQ. En ese sentido, la firma española es uno de los fabricantes de impresoras 3D más destacados del sector, siendo la tercera marca que más vende en Europa y la novena en el mundo, según datos de la consultora independiente Context. 

Así, en un futuro no muy cercano, no tendremos que molestarnos en comprar un silbato, un adorno navideño o un soldadito de juguete: podremos crearlo nosotros mismos en un instante y configurarlo totalmente a nuestro gusto. Estas son sólo algunas ideas de lo que podemos hacer con un dispositivo de esta índole, ya que tan sólo nuestra imaginación marca los límites:

Adornos navideños

Estas Navidades, la decoración corre a cargo de nuestra impresora 3D. Gracias a diseños muy elaborados que están disponibles en Internet (en formato STL), podremos recrear escenas típicas de estas fechas, con aldeanos, renos y, por supuesto, con un fabuloso árbol impreso en tres dimensiones que podremos adornar con sus correspondientes bolas, también producidas en nuestro propio hogar. Instrucciones: diwo.bq.com

 

Un silbato casero

Es el típico objeto que los niños adoran durante horas (para fastidio de padres y vecinos) pero que pronto dejan en el olvido. Por eso, fabricar un silbato por apenas unos céntimos puede ser la solución ideal para satisfacer a los más pequeños sin que nos arrepintamos (demasiado) de ello. Hasta 118 db puede alcanzar el sonido de este sencillo y pintoresco silbato. Instrucciones: Thingiverse.

 

Jarrones en espiral

La impresión 3D puede convertirse en el mejor sustituto de Ikea a la hora de decorar nuestra casa, al fabricar pequeños objetos tan elegantes y modernos como estos jarrones en forma de espiral que, con unas pequeñas modificaciones, también se pueden convertir en lámparas de diseño. Instrucciones: Thingiverse.

Organizador de pendrives USB

Los que manejamos unas cuantas unidades USB o tarjetas de memoria SD en nuestro día a día sabemos de lo complicado que puede llegar a ser su almacenamiento de forma segura y ordenada. Este prototipo, impreso con una máquina 3D, nos permite salvaguardar nuestros pendrives de forma cómoda y accesible. Diseño vanguardista y orientación práctica, la combinación perfecta. Instrucciones: Thingiverse.

Cerraduras bien seguras

Siguiendo por el lado práctico de la impresión 3D en el hogar, os proponemos fabricar una nueva cerradura deslizante para vuestra puerta principal. Escalable a distintos tamaños (para adaptarse a las dimensiones de puerta y marco), este diseño nos permite aumentar la seguridad de nuestra vivienda con apenas un par de clicks. Instrucciones: Thingiverse.

Estas propuestas no son más que la punta del iceberg del inmenso potencial de la impresión 3D en el ámbito doméstico. ¿A qué esperas para probarlas hoy mismo?

Si quieres leer más artículos sobre el mundo de la innovación y las tecnologías, de la mano de BQ, entra en Especiales Tecnologías powered by BQ

ComputerHoy.com para BQ