Cambio de hora de marzo de 2016: empieza el horario de verano

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
Cambio de hora 2016, horario de verano, adelantar el reloj, adelantar la hora

Con la primavera ya en el aire toca cambio de hora para situar el reloj en el horario de verano, que obliga a un pequeño esfuerzo para disfrutar de más horas de luz diurnas. Este domingo 27 de marzo de 2016 a las 02:00 serán las 03:00h, por lo que dormiremos una hora menos.

Llega la hora de tocar el reloj, obligado por la Unión Europea un cambio horario que suma cada año más detractores. En teoría adelantar la hora sirve para aprovechar mejor la luz solar y ahorrar energía, pero algunos estudios publicados en los últimos años cuestionan la eficacia de esta medida.

Puede que el horario de verano sea un invento relativamente reciente, pero los libros de historia aseguran que civilizaciones tan antiguas como la romana o la egipcia ya ajustaban sus calendarios con incluso mayor flexibilidad a los rayos de sol.

¿Cuál es el origen del cambio horario? Benjamin Franklin fue uno de los precursores de la medida, aunque probablemente nunca se lo llegó a imaginar. Durante su etapa como corresponsal en Francia a finales del siglo XVIII escribió un artículo satírico en el que sostenía que los parisinos lograban ahorrar velas levantándose más temprano, aprovechando mejor la luz solar.

Microsoft desconecta su chatbot Tay, tras convertirse en un fascista

Franklin no propuso la idea de adelantar la hora a principios de la primavera para establecer un horario de verano. Eso fue obra de George Hudson, un entomólogo neozelandés que se presentó en la Sociedad Filosófica de Wellington en 1895 con una propuesta: adelantar el reloj dos horas en primavera y recuperarlas en otoño para aprovechar las horas de luz con el objetivo de poder observar y estudiar los insectos.

Unos años más tarde el constructor inglés William Willett, sorprendido al darse cuenta de cuántos compatriotas se perdían buena parte de las horas de luz durante los días de verano al estar en la cama durmiendo, publicó una propuesta para establecer un horario de verano que fue rechazada por la Cámara de los Comunes del Reino Unido.

Finalmente el 30 de abril de 1916 tanto Alemania como el Imperio Austrohúngaro decidieron utilizar el horario de verano para ahorrar carbón en tiempos de la I Guerra Mundial al aprovechar mejor la luz solar. La medida fue replicada poco después en Reino Unido y buena parte de países europeos.

Sin embargo, la verdadera razón del cambio de hora que se producirá este domingo 27 de marzo, cuando a las 02:00 serán las 03:00h, viene de la primera crisis del petróleo -años setenta- cuando los estados necesitaban fórmulas para reducir su consumo y dependencia de la electricidad. 

Cambio de hora en España

España siempre ha sido un país peculiar, por supuesto también en materia horaria. A principios del siglo XX coexistían varias zonas horarias a lo largo de nuestra geografía y durante la guerra civil los bandos tenían horarios diferentes, hasta el punto de que 1939 empezó una hora antes en la zona republicana que en la nacional.

En 1940 España adoptó el horario alemán que todavía rige hoy en día, motivo de disputa para muchos porque sostienen que la desviación artificial -a España le corresponde el meridiano de Greenwich- contribuye a fomentar unos horarios que dificultan mucho la conciliación familiar. En 1981 se estableció por ley el cambio de hora, que desde hace dos décadas rige en toda la Unión Europea con un horario de verano y otro de invierno.

Sin embargo no todos los países del mundo realizan el cambio de hora, ni tampoco lo hacen exactamente en el mismo momento. Tiene su lógica ya que la noche y el día no duran lo mismo en todo el mundo debido a la orientación del Sol con respecto a la Tierra y la curvatura del planeta, como puedes ver en este gráfico.

Cambio de hora octubre 2015

Uno de los ejemplos más evidentes es el Ecuador, donde la cantidad de horas solares se mantienen más o menos constantes a lo largo del año, por lo que no necesitan realizar ningún cambio de hora. Pero, ¿a quién beneficia adelantar el horario?

Ventajas de cambiar la hora

El inicio del horario de verano implica que este domingo 27 de marzo en España a las 02.00 serán las 03.00, lo que según datos del Instituto para la Diversifación y Ahorro de la Energía (IDAE) conlleva un ahorro de hasta un 5 por ciento de energía que además tiene como consecuencia una reducción de la contaminación.

Los defensores del cambio de hora destacan como la mayor ventaja la posibilidad de aprovechar más horas de luz al aire libre, lo que beneficia a las actividades deportivas y de ocio, así como el turismo. Además recibir más rayos de luz aumenta el acopio de vitamina D en el organismo y según varios estudios reduce el estrés.

A lo largo de los últimos años han aumentado los que cuestionan la medida porque los datos apenas sostienen que exista un verdadero ahorro energético con el cambio de hora. Si acaso durante los primeros días, pero la industria moderna y los horarios del trabajo ya no dependen tanto de la luz solar así como tampoco el consumo de luz eléctrica en los hogares, donde lo que más consume suele ser el frigorífico o la calefacción. 

Los efectos de cambiar la hora son palpables durante los primeros días, pero luego se diluyen.

Desventajas de cambiar la hora

Para empezar, el horario de verano tiene una desventaja muy evidente: dormiremos una hora menos durante la noche del sábado al domingo. Parece una cuestión baladí pero puede ser un problema importante para muchas personas porque afecta a los ciclos del sueño e incluso a la alimentación, por lo que hay que poner especial atención en niños y ancianos.

Cambiar la hora dos veces al año obliga por supuesto a adelantar o retrasar todos los relojes de la casa, al menos todos los que no cambien la hora automáticamente. En teoría los smartphones, ordenadores y tablets tienen activado por defecto el horario de verano, pero es posible que se produzca algún fallo.

cambiar hora marzo

En 2010, la alarma del iPhone 4 falló. Un error de programación hizo que no saltase el cambio de hora en las alarmas que se programaban automáticamente. Miles de personas se levantaron de la cama con una hora de retraso, todo un problema si tienes que trabajar o has programado una cita importante. Es una de las razones por las que los cambios de hora se llevan a cabo la noche del sábado al domingo, que es cuando menos gente trabaja.

Hace tres años los usuarios iOS 7 se encontraron con que la app Calendario se estropeó, fijando mal las citas. Así que si el domingo por la mañana tienes una cita importante pon dos alarmas... Por si una falla. 

No es extraño que cada vez más voces pidan que se deje de aplicar el cambio de horario, y nos olvidemos para siempre de esta práctica. Otros van mucho más allá y exigen que las franjas horarias se reduzcan, para que por ejemplo en España tengamos la misma hora que en Reino Unido.

Mientras esas ideas maduran, la realidad es que en la madrugada del sábado al domingo 27 de marzo, a las 02:00 los relojes volverán a marcar las 03:00. Una hora menos para dormir o para disfrutar de la noche del fin de semana. ¿Qué decides?

Adelantar reloj

Consejos para reducir los efectos del cambio de horario

  • En el caso de los niños, las personas mayores y aquellos especialmente sensibles a los cambios, es importante acostumbrar el cuerpo poco a poco ( aunque ya es un poco tarde para eso). Los días anteriores a un cambio de hora conviene ir acostándose un poco antes y levantarse más temprano (en el caso del retraso de octubre), para que la transición no sea tan brusca. También, comer un poco antes.
  • Tras el cambio de hora, mantener los horarios anteriores al cambio, pero ir ajustándolos un poco cada día hasta sincronizarlos. Es decir, si tu horario de comida es las 14:00 al adelantar el reloj debes comer a las 15:00, para ir retrasando a las 14:45, las 14:30, etc. los siguientes días, hasta recuperar el horario habitual. Lo mismo se aplica al sueño.
  • Durante los 4 o 5 días posteriores evitar la siesta, porque interfiere en la sincronización de nuestro cuerpo.
  • Hacer ejercicio moderado (pero no antes de acostarse), para favorecer el posterior descanso.
  • Reducir la cafeína y las bebidas excitantes.

[Fuente de algunos datosFossbytes]