El cerebro elige qué comer en función del color de los alimentos

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
comer color

A la hora de decidir qué alimentos consumimos, el sentido de la vista es el que más utilizamos los seres humanos. Esto es lo que arrojan los resultados de un estudio que ha llevado a cabo la Escuela Internacional de Estudios Avanzados (SISSA) de Trieste (Italia), donde se ha podido averiguar que nuestro cerebro se basa en un código de color para elegir la comida más adecuada para ingerir. 

"Según algunas teorías, nuestro sistema visual se desarrolló para identificar las bayas especialmente nutritivas, frutas y verduras en el follaje de la selva", asegura Raffaella Rumiati, coordinadora de la investigación. Los humanos somos tricromáticos, lo que significa que somos capaces de percibir tres clases de fotorreceptores (conos) sintonizados a tres bandas del espectro visible.

Gracias a esto podemos percibir un gran número de colores, motivo por el que la vista es nuestro sentido predominante, y estamos especializados en diferenciar el rojo del verde. 

¿La comida quemada provoca cáncer?

Lo que las personas buscamos de forma instintiva en los alimentos es que sean nutritivos, que tengan un contenido alto en calorías y que nos proporcionen un nivel alto de proteínas. Y resulta que el color es un buen sistema para predecir los contenidos de la comida, por lo que nuestro cerebro utiliza este código cromático como referencia a la hora de elegir lo que comemos. 

Así, de acuerdo con el estudio, cuando un alimento sin procesar tiene color rojo, significa que lo más probable es que sea nutritivo, mientras que los verdes tienden a ser más bajos en calorías, y nuestro sistema visual está perfectamente adaptado a esta particularidad. 

¿Tienes hambre? Usa este cupón descuento Just Eat

Los resultados de este trabajo podrían tener un impacto positivo en nuestra dieta, por ejemplo en la comercialización de alimentos o en el tratamiento de trastornos de la alimentación. "Hoy en día se está haciendo mucho para fomentar la alimentación saludable, por ejemplo tratando de convencer a la gente de comer alimentos bajos en calorías", explica Rumiati. "Tal vez el color de la comida pueda ser utilizado para producir resultados significativos, incluso aunque sea artificial".